Massa prometió congelar ingreso de empleados al Estado, pero no cumplió: 11.000 personas pasan a planta permanente
Massa prometió congelar ingreso de empleados al Estado, pero no cumplió: 11.000 personas pasan a planta permanente

Si bien desde el Gobierno se le buscó bajar el tono, el pase a planta permanente de más de 11.000 empleados estatales, difundido este miércoles en el Boletín Oficial, desafía la promesa realizada por el ministro de Economía, Sergio Massa, al FMI, de que las vacantes en la administración pública quedarían congeladas, en el marco del plan para reducir el gasto público.

El plan anunciado mete ruido en los compromisos asumidos con el organismo al momento de cerrar el acuerdo por el préstamo otorgado a la Argentina y con las metas fiscales dispuestas en el Presupuesto del 2023.

Al asumir como ministro de Economía, Sergio Massa anunció que congelaba el ingreso de empleados públicos en empresas estatales. “Rige el congelamiento de la planta del Estado nacional, pero además cada jurisdicción será responsable de las empresas descentralizadas que también estarán alcanzados por esta limitación”, señaló Massa cuando entró en funciones como ministro. Además, subrayó que “deberán presentar una declaración jurada mes a mes del estado de su planta”.

Sin embargo, tras la negociación paritaria con los gremios, el Gobierno aceleró la oficialización del pase de empleados públicos a planta permanente. La mayoría ingresarán al Palacio de Hacienda.

Presionado por los sindicatos ATE y UPCN, el Gobierno oficializó el pase a planta permanente de 11.172 trabajadores que ya cumplían tareas como contratados y que se desempeñaban en diferentes dependencias bajo modalidad transitoria. Es parte de una negociación por casi 30.000 trabajadores estatales, según se pudo confirmar.

Más empleados públicos: ¿desaire para el Fondo Monetario?

Por medio de la Resolución Administrativa 1086/2022, la Jefatura de Gabinete y el Ministerio de Economía pusieron en marcha el denominado “plan de regularización de empleo público“. La medida se produjo el mismo día en que el Fondo Monetario pidió reforzar el ajuste fiscal y contener la inflación para estabilizar la economía de la Argentina. 

El documento del organismo multilateral confirma los temores del Fondo de que sea muy difícil limitar el gasto público durante el 2023, año electoral.

Massa había prometido “congelar” el ingreso de personas al Estado.

Ya existen fuertes dudas en los mercados y los bonistas sobre qué margen de maniobra tendrá Massa para contener el gasto en empresas estatales como Aerolíneas Argentinas, y en organismos estratégicos como la ANSES y el PAMI, en manos de La Cámpora y calificados como “agencias de colocación de militantes” por la oposición de Juntos por el Cambio. 

En el Anexo I de la Resolución Administrativa conocida este miércoles se detalla que las dependencias que incorporarán el personal a planta permanente son Presidencia de la Nación, Jefatura de Gabinete, Agencia de Administración de Bienes del Estado, Ministerio del Interior, Cancillería y las carteras de Seguridad, Justicia, Economía, Transporte, Defensa, Obras Públicas, Salud y Vivienda. 

Cómo explicó el Gobierno el pase a planta de nuevos empleados

Ante las especulaciones que generó la medida, en Jefatura de Gabinete señalaron que se trata de “regularizar la situación de trabajadores” y garantizaron que “no hay sueldos nuevos ni personas nuevas“. Y aseguraron: “No es un concurso que permite ingresar a alguien de afuera, sino que compiten los que forman parte de los organismos”.

En tanto, la secretaria de Gestión y Empleo Público, Ana Castellani, explicó que la decisión administrativa “regulariza la situación de personas que trabajan hace al menos cinco años en el Estado en una modalidad de designación transitoria”.

Castellani sostuvo que la medida “da la posibilidad de concursar para regularizar su situación a gente que trabaja en el Estado incluso desde los períodos de (Carlos) Menem, (Eduardo) Duhalde, de Cristina (Fernández de Kirchner) o mismo (Mauricio) Macri”. “Tener la posibilidad de concursar por el cargo que ocupa es un derecho elemental del trabajador”, señaló.

En Casa Rosada dijeron que la medida anunciada “no implica costo fiscal adicional, ya que para presentarse al concurso interno los trabajadores deben tener como mínimo 5 años de antigüedad o más, en modalidad de designación transitoria”. 

Massa avanza con la idea de recortar el gasto público, pero el año electoral puede complicar ese objetivo.

Se trata, explicaron, de un cambio en la modalidad de contratación de trabajadores que ya se están desempeñando en la función pública. “No hay sueldos nuevos ni personas nuevas. No es un concurso que permite ingresar a alguien de afuera, sino que compiten los que forman parte de los organismos”, agregó Castellani. Pero en lo concreto representa que más de 11 mil empleos contratados que podían darse de baja, ahora se consolidan como empleo público en firme.

La funcionaria también aclaró que la decisión apunta a cumplir el plan acordado en la paritaria celebrada en diciembre de 2020. “Esto no es nuevo y lleva el apoyo de todos los gremios estatales”, señaló.

Empleo público: siguen los concursos para planta permanente

En diciembre se abrirán concursos para traspasar 4.000 empleados a la planta permanente del sistema de Salud y otros 2.000 a los 17 organismos que dependen de Ciencia y Tecnología. Se suman al concurso en marcha por otros 9.000 trabajadores que pasarán de ser transitorios a permanentes. 

Desde el Ejecutivo insistieron en que la normativa no contradice el anuncio del congelamiento de Massa, porque “la dotación” -la cantidad de trabajadores- será la misma. 

Más allá de que Economía sumó los ex ministerios de Agricultura y Desarrollo Productivo, pasaron a planta permanente 2.735 personas que trabajan en el INDEC, el Tribunal Fiscal de la Nación, la Comisión Nacional de Valores, la Superintendencia de Seguros, el Instituto Nacional de Semillas, el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero, la Secretaría de Energía, el Servicio Geológico Minero y el Instituto de Vitivinicultura. 

Detrás de Massa, el otro ministerio que sumó muchos empleados a planta permanente es el que hasta hace poco conducía Juan Zabaleta y ahora maneja Victoria Tolosa Paz: Desarrollo Social. Por un lado, pasaron 994 empleados de la Administración Central de la cartera y 728 de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia.

Son varios los ministerios que sumarán personal debido a la nueva medida.

En Salud, la cartera que maneja Carla Vizzotti, el pase a planta permanente suma 1.191 empleados públicos. La Superintendencia de Servicios de Salud se anotó con 330, el Hospital Posadas con 51, el Instituto Malbrán (28) y el Instituto Nacional del Cáncer (19). 

La lista sigue con 500 personas en el Ministerio de Ciencia y Tecnología; 437 en Cultura y 430 en Justicia y Derechos Humanos; al tiempo que la Agencia Nacional de Discapacidad (ANDIS), fue una de las dependencias que más pasa a planta con un total de 367 empleados.

Por otro lado, la misma resolución establece que las distintas Jurisdicciones y Entidades de la Administración Pública Nacional “no podrán incorporar personal con el objeto de reemplazar al agente seleccionado bajo ninguna modalidad contractual, a pesar de seguir contando con los créditos presupuestarios oportunamente aprobados”.

Los puestos, parte de la negociación paritaria

Los 11.000 puestos de pase a planta permanente son parte del acuerdo paritario entre el Gobierno y los gremios estatales, que había confirmado Rodolfo Aguiar, secretario adjunto de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE Nacional). El gremialista había advertido sobre la “insuficiencia” de las medidas, porque solo contemplaron una parte de las demandas del sindicato. 

Como parte de la paritaria, se adelantó a noviembre un tramo de 10% previsto para marzo de 2023 y se otorga un bono de $30.000 en diciembre, además de una revisión en enero.

A fines de septiembre último, en medio de la fuerte presión sindical por reabrir las discusiones salariales, el Gobierno aceptó adelantar la revisión paritaria del sector público nacional con un tramo de 10% para noviembre -que previsto para marzo de 2023- y un bono de $30.000 en diciembre, además de una revisión en enero. En junio habían acordado un incremento en 5 cuotas: 16% en junio, 12% en agosto, 12% en octubre, 10% en enero y el 10% restante en marzo de 2023, que adelantaron para noviembre.

Por Prensa Pura Digital

DIARIO DE VILLA LA ANGOSTURA Y REGIÓN DE LOS LAGOS. NEUQUÉN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publica Aquí En Breve….te contamos más….