COLUMNA- COSAS DE LA VIDA >> En el mundo actual, el término Mercurio retrógrado se convirtió en parte de nuestro vocabulario habitual y sinónimo de caos, pero su significado se remonta a siglos atrás. Los agricultores empezaron a hacer referencia a este fenómeno en sus manuales de agricultura en el siglo XIX para que les ayudase a hacer coincidir la siembra con los momentos y acontecimientos más propicios del año.

Pero, entonces ¿de qué hablamos cuando hablamos de Mercurio retrógrado? de una ilusión óptica gracias a la cual Mercurio parece alterar su curso y moverse hacia atrás en el cielo. La realidad es que el planeta simplemente se está moviendo mucho más despacio que la Tierra. Suele tener lugar entre tres y cuatro veces al año y, para algunos astrólogos, la percepción del cambio de dirección del planeta tiene consecuencias caóticas para quienes estamos en la tierra, en especial en lo que a la comunicación y tecnología se refiere.

En general, esta época se asocia en el zodiaco a desgracias y momentos convulsos. Pero también es, según los astrólogos, un período ideal para reflexionar sobre el pasado y para dejarse llevar por las intuiciones, ya que estas supuestamente se agudizan.

Mercurio estará retrógrado hasta el 2 de octubre. En este momento está retrogrado en Libra, el signo de la pareja, por lo cual es esperable que haya circunstancias adversas. 

Cómo podemos sacarle provecho a Mercurio Retrógrado

 Por el contrario de lo que se suele creer, Mercurio retrógrado no es una mala época del año. El efecto de retroceso en realidad puede ser bastante útil a la hora de reavivar energías y proyectos que se encontraban estancados, además de volver a encender la llama de antiguas relaciones.

Podemos obtener un conocimiento más profundo con respecto a situaciones actuales y del pasado, lo que nos puede llevar a alcanzar la grandeza en el futuro. Se trata de volver a algo para realizar los cambios que resulten necesarios y poner en marcha planes con una nueva perspectiva. Si abrazamos esa actitud, entonces vamos a poder atravesar mercurio retrógrado sin sufrir sus estragos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 1 =