Ceña navideña: qué preparar, ideas de platos y recetas para la Nochebuena - Periodismo claro, conciso y variado

NAVIDAD >> Si bien las fiestas de Navidad son para compartir con todos los seres queridos degustando los mejores platos que podemos preparar; también es cierto que no necesariamente hay que cumplir todas las tradiciones que se han impuesto a través de los años.

Por ejemplo, un clásico para la Nochebuena es comer un delicioso pavo al horno. Sin embargo, muchas familias en el Perú, por diversas razones, prefieren otros platillos para degustar una vez pasada la medianoche.

Si tú eres uno de los que el pavo no es de sus favoritos, la inmensa gastronomía peruana tiene diversas opciones para que comas algo rico esta noche tan especial.

Lechón al horno

El lechón al horno es un excelente reemplazante para los que no desean comer pavo en la noche de Navidad. (YouTube: Fernanda Berlei)El lechón al horno es un excelente reemplazante para los que no desean comer pavo en la noche de Navidad. (YouTube: Fernanda Berlei)

Junto al pavo, el lechón se ha convertido en toda una tradición a la hora de preparar la cena de Navidad en el Perú. Y es que su exquisito sabor se ha convertido en una muy buena opción parar todos aquellos que desean darle algo de variedad a su reunión. Si esta es tu elección, pues te damos los pasos correctos para que te salga de la mejor manera.

Ingredientes

Un lechón de 9 a 10 kilos abierto a la mitad

Seis naranjas de jugo grandes

Tres limones

1/2 taza de crema de ají mirasol

1/2 taza de pisco

Una cucharadita de pimienta molida

Dos cucharadas de ajo molido

Una cucharadita de comino molido

Tres cucharadas de sal

Dos ramas de romero

Cuatro hojas de laurel

1/4 taza de aceite aproximado

Dos cucharadas de harina sin preparar

Preparación

La preparación de un lechón al horno por Navidad es trabajosa pero los resultados son exquisitos. (YouTube: Fernanda Berlei)La preparación de un lechón al horno por Navidad es trabajosa pero los resultados son exquisitos. (YouTube: Fernanda Berlei)

El día anterior:

1. Como el aseo siempre es lo primero, entonces lava bien el lechón con mucha agua. Préstale atención a la piel y ráspala suavemente con un cuchillo para limpiar todo tipo de impurezas.

2. Cuando termines, lo secas y lo pones en una fuente con la piel hacia abajo

3. Exprime las naranjas y los limones. El zumo lo echas por todo el lechón y lo deja macerando por tres horas.

4. Pasado ese tiempo, en un recipiente pones el ajo, comino, ají mirasol, pimienta, pisco y la sal. Le agregas aceite y mezclas hasta formar pasta. Eso será el aderezo.

5. Usa la mezcla para embadurnar todo el lechón (carne y piel).

6. Una vez que termines, guarda el lechón aderezado en la refrigeradora hasta el día siguiente

7. También guardas el tazón con el jugo de naranjas y limones.

Al día siguiente:

1. Seis horas antes de la cena, sacas el lechón y el zumo de la refrigeradora. Esperas un par de horas hasta que el lechón tome temperatura de ambiente.

2. Prende el horno a fuego medio (350°F – 175°C). Luego baña el lechón con el zumo de los cítricos y le acomodas las ramas de romero y las hojas de laurel.

3. Pone el lechón el horno y lo dejas ahí por tres horas. Pasado este tiempo subes la temperatura a 400°F – 200°C por una hora más. O hasta que te des cuenta que la carne ya está cocida por dentro y dorada por fuera.

4. Cuando esto suceda, sacas el lechón del horno y lo pones en una fuente.

5. En una sartén escurre el jugo que salió de la cocción, saca la grasa de la fuente de hornear con un poco de agua caliente. Ese producto lo agregas junto al jugo de cocción.

6. En media taza de agua diluye las dos cucharadas de harina.

7. Pon la sartén en una hornilla a fuego bajo y le pones la harina diluida.

8. Mezcla con fuerza hasta que rompa el hervor y déjalo así por un minuto y apaga la hornilla. Corrige la sazón si crees que es necesario.

9. El resultado lo colocas en una salsera.

10.Ahora sí, tu lechón al horno estará listo para llevarlo a la mesa en su fuente con la salsa para ser degustado por los afortunados comensales.

A la hora servirlo, puedes acompañarlo con arroz, humitas, pan, puré de camote y/o manzana, salsa criolla o crema de ají. Este platillo no tiene pierde.

Puré de manzana

El puré de manzana es del agrado de muchos en las fiestas de Navidad. (Kiwilimón)El puré de manzana es del agrado de muchos en las fiestas de Navidad. (Kiwilimón)

Si necesita un postre que acompañe la noche, pues sin lugar a dudas una de las mejores elecciones que puedes hacer es el puré de manzana.

Esta delicia es de los platillos más consumidos en épocas de Navidad aquí en el Perú. Y su preparación no es para nada complicada si sigues los pasos escrupulosamente.

Ingredientes

Un kilo de manzanas

500 gramos de azúcar

Canela en polvo al gusto

Dos ramitas de canela

Dos cucharadas de jugo de limón

Preparación

1. Lava y pela las manzanas. Luego procede a sacarles el corazón. Listo este paso, córtalas en pequeños cuadrados.

2. Mete los pedazos de la manzana en una olla con agua y cocínalas a fuego lento con las ramas de canela. Déjalo así por media hora.

3. Sin apagar el fuego, y trascurrido los 30 minutos, le agregas el medio kilo de azúcar y dos cucharadas de jugo de limón.

4. Solo si es necesario, le agregas un poco de agua para que el puré que parejo en todos lados.

5. Cuando veas que todo va bien, recién le añade la canela en polvo a tu gusto y lo más moviendo poco a poco.

6. Apaga la cocina, deja que enfríe y sirve. Solo si gustas, puedes decorar el postre espolvoreando un poco de canela.

Como detalle, se le puede agregar frutos secos como pasas o guindas. Por otro lado, cuando vayas a comprar las manzanas para hacer el puré. Escoge las llamadas criollas, que son las ideales para que la receta te quede espectacular.

Arroz a la jardinera

Un plato de arroz a la jardinera es una gran opción como cena por Navidad. (Freepik)Un plato de arroz a la jardinera es una gran opción como cena por Navidad. (Freepik)

No solamente los domingos al mediodía es el momento preciso para disfrutar de un delicioso y bien graneadito arroz a la jardinera. En tiempos de Navidad, este plato también es una de los preferidos de todas las familias en el Perú.

Sobre todo para los fanáticos de la comida criolla. Si sigues estos pasos, vas a sorprender a más de uno de nochebuena.

Ingredientes

Tres tazas de arroz

Tres tazas de agua

½ taza de zanahoria picada a cuadritos

½ choclo bebe desgranado

½ taza de garbanzos frescos

Una taza de arvejas desgranadas

½ taza de acelga y espinaca picada

Dos dientes de ajos picados

½ pimiento picado a cuadritos

½ taza de pallares verdes

Dos cucharadas de aceite vegetal

Una cucharadita de ralladura de azafrán

Tres cucharadas de cebolla picada

Una cucharadita de perejil picado

Pimienta, sal y sazonador al gusto

Instrucciones

El perfecto acompañante del arroz a la jardinera es una zarcita criolla. (Buenazo)El perfecto acompañante del arroz a la jardinera es una zarcita criolla. (Buenazo)

1. Este plato tradicional de gastronomía peruana tiene dos ‘versiones’. Una de chancho y otra de pollo. Si eliges el cerdo, no olvides freír momentos antes que el arroz termine de cocer. Recuerda que la carde de chancho demora más en freír que la del pollo. La idea es que todo, el arroz y las presas salga juntos.

2. Dora una cebolla, en una olla pequeña. Cuando ya esté transparente, le agregas media cucharadita de ajo, un poco de pimienta al gusto y la ralladura de azafrán hasta que se vuelva espeso.

3. Solo en ese punto le puedes añadir la sal y la pimienta. Inmediatamente después le echas ¼ de taza de agua y déjalo así hasta que se evapore.

4. Cuando notes que el aderezo va tomando un aroma agradable vas metiendo los ingredientes duros como el garbanzo, choclo, zanahoria y pallares. Déjalos cocinando por siete minutos.

5. Pasado este tiempo, agregas las tres tazas de arroz, que ya lavaste previamente. También las tres tazas de agua, sal y sazonador. Lo vas dejando a fuego moderado.

6. Quince minutos después mueve el arroz en forma de cruz.

7. Como penúltimo paso, ya es hora de agregarle el pimiento, la espinaca, acelga y perejil. Deja cocinar cinco minutos más.

8. Al final, mezcla el arroz con las presas, deja que se mezclen los sabores y sirve.

Este rico plato puede ir acompañado de cebolla, rocoto y limón. Y tu ¿ya sabes que va a cocinar para esa noche buena?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *