Rápido de reflejos, el abogado defensor del conocido conductor televisivo Emiliano Gatti logró su cometido de que su cliente quede en libertad tras 10 horas detenido. Pero el proceso continúa en una causa que va más allá de lo que hacía el periodista que hasta el año pasado presentaba las noticias en la señal pública del gobierno rionegrino. Es que él es una de las 20 personas que quedaron vinculadas a una causa por tráfico de videos con contenido sexual protagonizado por menores de edad.

La noticia corrió rápidamente y sorprendió el despliegue policial para realizar el allanamiento en el departamento donde vive el conductor del programa solidario Juntos Para Sumar y presidente de la fundación que lleva ese mismo nombre que recibe fondos del estado rionegrino. También llamó la atención que el juez José Martínez Vivot haya autorizado ese procedimiento en el que se ingresó por la fuerza a la vivienda del primer piso del complejo de Tres Arroyos al 1600 de Roca.

Se conocieron algunos detalles escalofriantes del caso, luego, con el paso de las horas y ya con Gatti en libertad, tras haber acordado una caución de 1 millón de pesos y aceptar una serie de pautas de conducta, como todas las semanas presentarse en la fiscalía para firmar una planilla y demostrar que continúa sometido al proceso.

Los datos surgidos de puertas adentro de la Ciudad Judicial de Roca, donde se realizó una audiencia en la que el Juez de Garantías le comunicó cuál era el delito del que se lo acusa y el abogado defensor Marcelo Hertzriken Velazco logró la excarcelación, son realmente estremecedores y en caso de comprobarse y avanzar en la acusación el delito es de índole gravísimo.

Es que la causa iniciada en una unidad fiscal especializada de la Ciudad de Buenos Aires y originada por un alerta emitida por el sistema de investigación internacional Internet Crimes Against Children Child On-line Protection System (ICACCOPS), ya tendría detalles del comportamiento de Gatti en las redes, al cual no se lo acusa de tenencia de este material, sino de la difusión y tráfico en la internet profunda o deep web como la conocen los especialistas.

Según los datos que llegaron a la Justicia de Río Negro, en la investigación judicial de Buenos Aires está comprobado que desde un número de IP (dirección de protocolo de internet propio de cada usuario y conexión) se subieron a internet una gran cantidad de videos con contenido sexual de menores de edad. 

Una alta fuente ligada a la causa reconoció que son casi 400 publicaciones que se habrían realizado desde la conexión de internet del domicilio de Gatti. «Todos de menores de 13 años y algunos de niños muy chicos», confió la misma persona a la que accedió Mejor Informado de manera exclusiva, quien además destacó que es un agravante la edad de los niños.

Luego de varios llamados y de encontrar un gran hermetismo entorno a la causa, la fuente remarcó que entre los vídeos subidos existe «el de un niño de no más de 5 años de edad», detalló sin salir de su asombro al referirse al hecho con el que vinculan al periodista que hace unos días -paradojicamente- públicó en su cuenta de Twitter el aviso de una capacitación para periodistas sobre protección de las infancias.

La fiscal a cargo de la investigación en Río Negro es Belén Calarco, quien no pudo oponerse a la excarcelación del conductor de TV, ya que para que permanezca con prisión preventiva debía haber un riesgo procesal como posibilidad de fuga o de interferir en la investigación. Martínez Vivot entendió que no existen motivos y fijó una caución real de 1 millón de pesos, Gatti no disponía de ese dinero, por lo que ofreció el título de propiedad de su vehículo.

La representante del Ministerio Público tendrá seis meses para llevar adelante la investigación que consistirá en probar que el material traficado a través de páginas de internet específicas, que no aparecen en los buscadores tradicionales, fue subido por el periodista. El delito no consiste en la tenencia del material, sino en el tráfico y distribución.

También se explicó que la formulación de cargos no se pudo realizar aún porque los peritos informáticos debían emitir sus conclusiones luego de revisar cada uno de los dispositivos electrónicos y de almacenamiento encontrados en el departamento allanado ayer por la mañana.

Además del procedimiento realizado en Roca, también el mega operativo «Red Federal Alerta» tuvo allanamientos en Bariloche, Cipolletti, los barrios porteños de Villa Devoto, Santa Rita, Balvanera, Villa Urquiza, Parque Chas, San Cristóbal, Almagro, San Nicolás, Villa Soldati, Villa Lugano y Caballito y en las provincias de Misiones, Buenos Aires, Salta, Córdoba, Mendoza, Tucumán, Santa Fe, Corrientes, Entre Ríos, Chaco, La Pampa, Catamarca, San Luis y Tucumán.

La investigación se inició entre el Departamento de Seguridad de los Estados Unidos, la Embajada de los Estados Unidos en la Argentina y el Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) del Ministerio Público Fiscal porteño, que facilitó la firma de un acuerdo para utilizar el sistema de investigación estadounidense Internet Crimes Against Children Child On-line Protection System (Icaccops), plataforma utilizada para combatir la explotación sexual infantil y colaborar con otras entidades en pos de la protección y el rescate de niños, niñas y adolescentes.

Según las informaciones publicadas por los medios de Buenos Aires, hubo 20 detenidos y se secuestraron alrededor de 2000 dispositivos de almacenamiento de datos, entre tablets, celulares y computadoras, y se contabilizaron más de 12 mil archivos con contenidos de abuso sexual infantil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 2 =