«No nos cabe la menor duda que detrás está la organización RAM (Resistencia Ancestral Mapuche)», aseguró el fiscal general, José Gerez, en el contexto de la investigación por el incendio intencional de cuatro máquinas viales, ocurrido el 14 de octubre en Villa La Angostura. El fin de semana se realizaron ocho allanamientos simultáneos en Bariloche.

Ese viernes, alrededor de la 1.30, dos personas encapuchadas y armadas amenazaron al sereno que estaba en una casilla, a la altura del segundo puente en la ruta de Circunvalación, lo obligaron a irse y provocaron el incendio. De acuerdo a lo que dijo el fiscal general en conferencia de prensa en el sitio se encontró una nota reivindicativa de RAM.

El jefe de la Policía, Julio Peralta, que acompañó a Gerez, señaló que el sábado se realizaron ocho allanamientos que arrojaron «resultados más que positivos». Enumeró los secuestros: «de telefonía, dispositivos electrónicos, de almacenamiento, computadoras de escritorios, computadoras portátiles, escrituras, soportes conteniendo acelerantes, elementos incendiarios y todo aquello que guarda relación con la investigación».

Agregó que tienen «fuertes sospechas sobre las personas que pudieron llevar adelante» el incendio. Por ahora no se ha pedido ninguna audiencia de formulación de cargos.

Peralta manifestó que aquel 14 de octubre se demoraron a dos personas, pero no fueron identificadas como referentes de ninguna agrupación sino que estaban en proximidad a la zona y «no pudieron justificar la presencia en el lugar, no tenían elementos para acreditar su identidad, ni tampoco la del vehiculo en el que se movilizaban, razón por la cual fueron demorados y sujetos a la investigación».

Gerez resaltó que mantuvo reuniones tanto con respresentantes de la fiscalía de Bariloche y la federal. «De las conversaciones que he mantenido con las distintas fiscalías actuantes se logra establecer nexos comunes con todos los episodios y atentados de la región y nos nos cabe la menor duda que detrás de cada ataque de esta naturaleza está la organización RAM y que son los mismos sujetos los que perpetuan estos hechos», indicó.

Sostuvo que las comunidades mapuches que están en Neuquén «son pacíficas». «Vivimos un ambiente de interculturalidad», repitió. Gerez subrayó que estos (por la RAM) son «grupos anarquistas que reivindican sus derechos a través de la violencia, son de base indigenista, porque tienen algún componente de esta naturaleza, mapuche por ejemplo, pero que no significa que estos grupos puedan asimilárselos al pueblo mapuche. Evidentemente utilizan este discurso reivindicativo de propiedad para poder perpetrar sus ataques».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 13 =