Este sábado por la mañana y también el domingo, el paso fronterizo estuvo desbordado del lado chileno, cuando miles de personas intentaban cruzar hacia Argentina, a causa del fin de semana largo que hay en el vecino país por un feriado.

A partir de la media mañana del sábado se pudo apreciar, en el lado chileno, una larga fila de vehículos esperando el trámite de rigor en el paso fronterizo Cardenal Samoré, todos con el ánimo de cruzar hacia Argentina.

“La fila de vehículos se movía muy lentamente y luego de al menos 3 horas de espera, algunos lograron realizar el trámite con éxito. Sin embargo, a eso de las 17 horas, personal del complejo fronterizo informó que el paso cerraba el trámite administrativo y, algunos con más de 5 horas de espera, debieron regresarse decepcionados y molestos”, publicó el medio «Paislobo» en su portal digital.

Además, la mañana de este domingo no fue la excepción, ya que nuevamente se pudo observar una larguísima fila de ciudadanos chilenos esperando para lograr realizar el trámite y poder viajar a Argentina.

El motivo de tantas personas cruzando hacia Argentina se debe a que los chilenos tienen cuatro días de fin de semana XXL, debido a que en el vecino país se celebra el Día de las Iglesias Evangélicas y Protestantes.

Otros medios informaron que lo propio ocurrió con otros pasos fronterizos, como el Cristo Redentor o la aduana de Horcones, en Mendoza, donde hubo demoras de entre seis y ocho horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cuatro =