El encuentro se realizó ayer desde las 14 a sala llena y sin acceso para la prensa. Los principales oradores fueron el propio mandatario y los integrantes de la fórmula, quienes destacaron los indicadores positivos de la provincia, la ausencia de «grieta» y explicaron cuál será la estrategia para llegar a la «recta final» que definieron como «febrero y marzo» del año que viene.

«Ustedes en marzo, abril, mayo, cuando se vote, ¿quieren llorar de alegría o de tristeza?». El gobernador Omar Gutiérrez reunió ayer a la planta política de la provincia en el Espacio Duam de Neuquén para alinear el trabajo de campaña detrás de la candidatura de Marcos Koopmann con una enfática defensa de la gestión y del Movimiento Popular Neuquino.

Los presentes describieron el discurso de Gutiérrez como encendido y con el claro objetivo de involucrar a todos los empleados y funcionarios de la planta política en el trabajo de campaña. De hecho, se mostró cuál será la aplicación que utilizarán para gestionar las planillas de «voto compromiso», antes llamado voto seguro, en las que cada uno anotará diez personas dispuestas a votar la fórmula oficialista el año que viene.

Gutiérrez aseguró que el partido va por buen camino, pero aclaró que la etapa que resta es la de «acelerar la conexión» de Koopmann y Ana Pechen con la gente. «Darle volumen político» a ambos candidatos, definió. Por ello anticipó que tendrá menos apariciones públicas y que, en cambio, se verá más al vicegobernador en los eventos y comunicando buenas noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 4 =