Tras el fallo de la Corte Suprema, cuáles son los escenarios que se abren en el Consejo de la Magistratura
Tras el fallo de la Corte Suprema, cuáles son los escenarios que se abren en el Consejo de la Magistratura

El fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que apartó al senador kirchnerista Martín Doñate del Consejo de la Magistratura abre una serie de escenarios hacia el futuro inmediato del cuerpo. Pero todos presentan, según los propios consejeros consultados por un medio, una alta conflictividad política que se sumará a la tensión que ya hay en el organismo.

El primer escenario que ya está planteado es la pelea entre el oficialismo y el PRO por ese lugar en el Consejo. Ambos sectores adelantaron que les corresponde. Y lo hacen interpretando a su favor el fallo del máximo tribunal. El segundo es qué hará la Corte Suprema cuando tenga que tomarle juramento a ese representante. Y el tercero es cómo va a repercutir en el Consejo que deberá elegir a sus nuevas autoridades. Todo eso ocurrirá, o debería, en las próximas semanas.

El máximo tribunal, con la firma de los jueces Horacio Rosatti -presidente de la Corte y del Consejo- Carlos Rosenkrantz y Juan Carlos Maqueda, resolvió el martes apartar a Doñate del Consejo. Los jueces señalaron que el senador fue designado por un “ardid” de Cristina Kirchner como presidenta del Senado luego de dividir a su bloque en dos y quedarse así con la representación de la segunda minoría parlamentaria en el Consejo cuando el lugar le correspondía al PRO. Justamente la Corte falló en un caso que inició el senador del PRO Luis Juez que reclamaba ese lugar en el Consejo.

La decisión fue directamente contra Cristina Kirchner. “La división referida no obedece a fines genuinos sino al objetivo de una fuerza política de ocupar en el Consejo un lugar que no le corresponde” y “el accionar de la Presidencia del Senado constituye un apartamiento de las reglas que esta Corte estableció en su sentencia del 16 de diciembre para la conformación de un órgano constitucional como es el Consejo de la Magistratura”, fueron dos de las frases de los jueces de la Corte.

El fallo tuvo rápida respuesta política. Desde el Frente de Todos dijeron que es inaplicable y una intromisión de la Corte en el Poder Legislativo y desde la oposición lo celebraron. Y hoy los consejeros de la oposición le enviaron una nota a Rosatti para que “a la mayor brevedad posible” le tome juramento a Juez en lugar del senador kirchnerista. Lo hicieron la abogada Jimena de la Torre, el diputado del PRO Pablo Tonelli, la senador radical Silvia Giacoppo y la diputada de la UCR Silvia Reyes para que se cumpla con el fallo del máximo tribunal.

Dentro del Consejo hubo un primer análisis. “¿Por qué la Corte resolvió una causa que en 10 días se volvía abstracta?”, coincidieron en preguntarse tres consejeros. La referencia es porque el mandato de Doñate en el Consejo vence el 18 de noviembre. Nadie pudo dar una respuesta asertiva pero tampoco nadie dudaba que el máximo tribunal quiso dar un mensaje. Y sobre todo a Cristina Kirchner.

Pero la pelea continuará hacia adelante. Es porque la próxima semana el Senado debe enviar al Consejo sus representantes para el período 2022-2026. Son cuatro: dos por el bloque de la primera mayoría, uno por la primera minoría y el cuarto por la segunda minoría parlamentaria. Y la pelea ya empezó.

Horas después del fallo, Juez le envío una nota a Cristina Kirchner como presidenta del Senado para que lo designe a él en representación de la segunda minoría. Y desde el Frente de Todos ya dijeron que van a proponer nuevamente a Doñate para ese lugar. Los dos sectores fundamentan su decisión en el fallo de la Corte.

Desde el oficialismo sostienen que la decisión sobre Doñate es sobre un mandato que ya vence y que la foto hoy del Senado es de dos bloques del oficialismo. En la oposición dicen que la maniobra fraudulenta se mantiene con la división del bloque y que eso quiere evitar el fallo de la Corte Suprema hacia adelante.

La decisión de quién será el representante enviado -con los otros tres lugares no hay dudas: dos del oficialismo y otro de la UCR- es de Cristina Kirchner. En estos casos no hay debate parlamentario. Es solo con una nota que la presidenta del Senado debe enviar al Consejo con los nombres propuestos. Juez y Humberto Schiavoni, también senador del PRO y propuesto como suplente en el Consejo, ya adelantaron públicamente que si no son elegidos presentarán una nueva causa judicial. Así ya hay un primer conflicto político y judicial.

La nota con los consejeros propuestos llega al Consejo y de ahí pasa a la Corte Suprema que debe tomarles juramento. Cuando en abril pasado juró Doñate el máximo tribunal dejó asentado que lo hacía sin perjuicio de la causa judicial que se había iniciado con el reclamo de Juez.

Si el nombre de Doñate vuelve a la Corte se abren las incógnitas de qué podría ocurrir. Son varios los escenarios. Uno que repita el mecanismo y le permiten jurar con el paraguas de la causa judicial abierto. Otro que el propio máximo tribunal interprete en base a su fallo si puede integrar el Consejo o no. También que todo quede a la espera de un escenario más cierto. Un consejero no descartaba que por la gravedad institucional del caso, el senador Juez haga un planteo directo ante la Corte Suprema.

La pelea por el senador no es central en el funcionamiento del Consejo. Ni el oficialismo ni la oposición se hacen con ese lugar del control de las decisiones del Consejo. Para aprobar ternas de jueces o enviar a un magistrado a juicio político -dos de las funciones centrales del cuerpo- se necesitan 14 votos de los 20 consejeros. Ningún sector de la política tiene por si solo ese número.

Pero la pelea es en la liga de la política. Las críticas de Cristina Kirchner a la justicia en general y a la Corte Suprema en general son abiertas, directas y sin atenuantes. En eso no tiene grieta con el presidente Alberto Fernández. La vicepresidenta cree que el Poder Judicial quiere condicionarla y juega con la oposición. Lo dejó plasmado hoy cuando adelantó que recusará a la jueza federal María Eugenia Capuchetti en la causa por su intento de homicidio. El escenario se agudiza con las causas judiciales que tiene en trámite y sobre todo porque antes de fin de año se va a dar el veredicto en el juicio oral por la obra pública.

Más allá de este caso también deben jurar el resto de los consejeros porque se abre un nuevo período. Son un cuerpo de 20 miembros (senadores, diputados, jueces, abogados, académicos y un representante del Poder Ejecutivo) con la presidencia de Rosatti. El primer paso ante una nueva conformación es que haya un plenario para designar a los presidentes y vicepresidentes de cada una de las cinco comisiones del Consejo y también al vicepresidente del cuerpo. Eso ocurre en un acuerdo político previo que ya se lleva plasmado al plenario.

“Como estamos hoy con el fallo y la pelea política es muy difícil que haya ningún acuerdo”, analizó ante un Infobae un integrante del oficialismo en el Consejo. “Si, es muy probable que eso ocurra”, coincidió un par de la oposición.

Para los dos hoy no hay plafón de que el nuevo Consejo pueda ponerse en marcha en este nivel de conflicto. El fallo le vino a poner más tensión al Consejo por los cargos de los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi en la Cámara Federal de Comodoro Py. El concurso para reemplazarlos ya está terminado pero no se aprueba. El oficialismo apura una definición pero la oposición no da los votos. Ese sector tiene una orden directa del ex presidente Mauricio Macri de no aprobarlo. El kirchnerismo quiere sacar a esos jueces trasladados por Macri y a quienes critican en duros términos.

En esa pelea resuena el nombre de Rosatti. El oficialismo le reclama que intervenga para aprobar el concurso porque fue la Corte la que dijo que los traslados de Bruglia y Bertuzzi no son permanentes y que los lugares se deben ocupar por concurso. Pero desde agosto que el presidente del Consejo no convoca a un plenario para tratar el tema y el oficialismo reclama una reunión. El tema del concurso tensiona un cuerpo que con la llegaba de Rosatti en abril había logrado aprobar concursos de jueces, lo que no había ocurrido antes en 2022. Inclusive el 2021 fue el peor año en concursos para el Consejo desde su creación: solo aprobó cinco.

Todos los escenarios plantean un futuro de rispideces en el Consejo.

Por Prensa Pura Digital

DIARIO DE VILLA LA ANGOSTURA Y REGIÓN DE LOS LAGOS. NEUQUÉN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publica Aquí En Breve….te contamos más….