El Frente de Todos vuelve a enfrentar una nueva crisis interna ante el debate por la elección de los candidatos para el 2023. Mientras Alberto Fernández pierde ministros de su gabinete, el kirchnerismo planea una estrategia electoral que excluya al Presidente de las PASO.

El albertismo confirmó que el jefe de Estado no se bajará de la pelea por la reelección. Hasta ahora es el único candidato del FDT que se anotó en la contienda. El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, desafió al kirchnerismo al afirmar que «hay que competir y no hay que temerle». El funcionario es el único del gabinete que salió a respaldar las intenciones presidenciales.

El Frente de Todos en 2023: ¿con o sin Alberto Fernández?

El ministro Massa anticipó que prefiere esperar y Cristina tampoco aparece en la lista. Máximo Kirchner reconoció que «no cree que sea candidata en el 2023». No mencionó la posibilidad de que compita por una banca en el Senado. 

El líder de La Cámpora deslizó que le parecía «raro» que Alberto compita en una PASO, lo que dejó en duda si el Jefe de Estado debería participar. Los dichos de Máximo despertaron el debate por la reelección presidencial.

El gobernador Axel Kicillof se metió en la discusión y dijo que «Cristina tiene todas las condiciones para volver a ser presidenta», pero evitó mencionar al Presidente. Quien sí lo hizo que la jefa del bloque de senadores bonaerense, Teresa García, una referente del oficialismo cercana a Cristina Kirchner. «Si él quiere ir a una PASO, que lo haga. Pero a mí me parece que la sociedad ya le ha dicho que no», sentenció la legisladora.

La posibilidad que se debate en el kirchnerismo por estas horas es que un gobernador sea el aspirante a la Rosada. El chaqueño Jorge Capitanich ya expresó sus intenciones de competir. Dijo que se siente preparado porque fue tres veces gobernador de su provincia, intendente, jefe de ministros y senador nacional. Otro que se había anotado era Sergio Uñac, pero todo indica que irá por un tercer mandato en San Juan luego de eliminar las PASO.

Aunque el Presidente insiste en pelear por la reelección, desde el kirchnerismo buscan excluirlo.

¿Habrá internas en el Gobierno?

Tampoco hay una definición ni tiempo legislativo para suspender las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias. El Frente de Todos no logró un consenso para modificar la ley que propone internas en agosto y la primera vuelta en octubre. El kirchnerismo no quiere eliminarlas pero considera que «sería raro que el Presidente compita con los propios». Propone una discusión para «mejorar el sistema para elegir y que se compita, y uno gane o pierda». Una de las ideas es acortar el período de tiempo entre las PASO y las generales.

La sangría de ministros en el gabinete de Alberto Fernández se intensificó en las últimas semanas en el marco de lo que será la contienda electoral . La salida de Jorge Ferraresi de Desarrollo Territorial y Hábitat coincide con la estrategia de otros intendentes del conurbano que estaban de licencia con cargos nacionales o provinciales y quieren volver a sus distritos – en este caso de Avellaneda – pensando en asegurarse un triunfo electoral el año próximo en la provincia de Buenos Aires. 

Otros que se van de la gestión de Alberto Fernández

El jefe de ministros bonaerense, Martín Insaurralde, también planea dejar su cargo y quiere volver a Lomas de Zamora. «Insaurralde casi con seguridad, pero el año que viene», aseguraron sobre la fecha de una posible renuncia. Otro que prepararía su salida es el Ministro de Infraestructura y Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires, Leonardo Nardini, para volver al municipio de Malvinas Argentinas.

A la lista se sumaron Juan Zabaleta, exministro de Desarrollo Social, con su regreso a Hurlingham. El jefe de Gabinete, Juan Manzur, anticipó que volverá a Tucumán para fortalecer las elecciones provinciales como candidato a vicegobernador.

El kirchnerismo bonaerense comenzó a activar encuentros para definir la estrategia electoral con el objetivo de blindar la Provincia de Buenos Aires ante una posible derrota a nivel nacional. El gobernador Kicillof recibió a Máximo Kirchner y a intendentes para poner en marcha el plan del Frente de Todos en ese distrito. «No está definido cada cuánto tiempo se reunirán», confirmaron desde La Plata. 

El PJ bonaerense, con foco en la Provincia

Algunos creen que la situación «es compleja porque si perdés en PBA es muy difícil ganar la nación». La mayor atención se pondrá en los municipios con mayor caudal de votos por lo que se reforzará la campaña en la Primera y Tercera sección de la electoral que pone en juego 9 millones de votos.

Con Alberto debilitado, las miradas recaen en Cristina Kirchner. Para algunos «está en condiciones» de ser candidata.

Otro sector más optimista señala que no siempre que perdió en la Nación se pierde en el territorio bonaerense. La Provincia pone en el ejemplo de los comicios de 1999 donde el candidato de la Alianza, Fernando De la Rúa, fue elegido presidente y el peronismo con Carlos Ruckauf se impuso como gobernador bonaerense.

La discusión continuará en la reunión del partido durante el Congreso que se desarrollará el 5 de noviembre en la ciudad de Mar del Plata. No está prevista la reaparición pública de Cristina Kirchner como se había confirmado para el 3 de septiembre en Merlo, pero fue suspendido por el intento de atentado contra su vida. El acto lo cerrará el presidente del PJ provincial, Máximo Kirchner. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 8 =