Fue el mayor impacto de los últimos mercados de pases. A mediados de 2021, luego de ganar la Copa América con la selección argentinaLionel Messi viajó a Barcelona para rubricar su continuidad en el club, al que acababa de arribar su amigo Sergio Agüero, pero se encontró con un drástico cambio de planes: desde el conjunto culé le indicaron que no tenían los fondos para hacer frente a la erogación. Y terminó marchándose al PSG.

La situación resultó incluso más inesperada porque la Pulga había apoyado a Joan Laporta en las elecciones que lo llevaron a la presidencia. Y si bien los blaugranas alegaron que el acuerdo se cayó ante un impedimento de la Liga de España por cuestiones relacionadas al Fair Play financiero, apenas meses después de la partida del ídolo, la institución invirtió fuertemente en varias figuras, como Ferrán Torres o Robert Lewandowski.

Pues bien, el Kun Agüero reveló detalles inéditos de aquel trance, en el que estuvo involucrado, porque su deseo era jugar con su amigo y compatriota también a nivel clubes, así como lo había hecho desde 2004 en la selección albiceleste.

Una despedida de Leo bastante rara, porque estábamos en la Copa América y él tenía la camiseta del Barsa en la habitación. Cada tres o cuatro días me decía ‘bueno, pa, creo que renové, me vas a tener que sacar una foto con la camiseta. A la tarde lo hacemos’. Cuando lo iba a buscar, me decía: ‘Todavía no’”, prologó.

“A los dos días, otra vez. ‘Bueno ahora, sí, la fotito’, sacaba la camiseta, y yo por dentro decía ‘la concha de la lora, ponete la camiseta, te saco la foto y ya está’. El jugador no tiene la culpa, responde a la decisión de los que tienen que arreglar su contrato. Uno sabe… Las verdades las saben la gente que está realmente en las negociaciones. Y el jugador no está en las negociaciones. Yo no me senté a negociar con el Manchester City, no sé lo que hablan ahí, qué pasa en ese momento. el jugador tiene que creer en lo que le dicen, y lamentablemente es así con todos. A algunos le va mal, a otros, bien”, concluyó el ex delantero, en diálogo con Sport Plus.

Finalmente, la foto de la camiseta nunca ocurrió. Y desde hace una temporada y media el argentino, de 35 años, es parte de la constelación de estrellas del PSG, donde ganó una Ligue 1 y la Supercopa de Francia. Hoy el Barcelona parece haber iniciado un “operativo seducción” para repatriarlo en 2023, aunque los parisinos planean ofrecerle otro año de vínculo.

Al mismo tiempo, algunas heridas quedaron de aquel tironeo. De hecho, Laporta y compañía intentaron un “homenaje privado” aprovechando el viaje de representantes del Barcelona a Francia por la gala del Balón de Oro, pero el atacante montó su mejor regate, tal como describió un medio. ¿Habrá margen para una reconciliación en pos de que el astro cierre el círculo de su exitosa carrera en el club en el que se transformó en leyenda?

OTRAS DEFINICIONES DE AGÜERO

“Mi mejor amigo en el mundo del fútbol es Messi”.

“Ojalá que Argentina gane el Mundial, nosotros vamos a hacer un papel tranqui, de partido a partido, no es fácil. La clave van a ser cuartos de final para la Selección. Si pasamos esa barrera, vamos con un gran impulso, y una gran confianza y las experiencias que los jugadores tienen. Y ahí hay grandes posibilidades. Se abre una puerta importante para poder pelear el título”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 3 =