Habló la mamá de Chano sobre el sobreseimiento del policía que le disparó a su hijo: “Es otra víctima” - Periodismo claro, conciso y variado

La mamá de Chano, Marina Charpentier, se refirió a la decisión de la Justicia de sobreseer al policía Facundo Amendolara, quien estaba acusado de dispararle al cantante: “Es otra víctima”, dijo la mujer.

La decisión la tomó el juez Julio Andrés Grassi, al definir que el agente actuó en legítima defensa. Tras esta sentencia, la familia de Santiago Chano Moreno Charpentier no apeló lo que había pedido el fiscal Alejandro Irigoyen.

La noticia del comentario de Marina Charpentier se dio a conocer en el programa televisivo Intrusos (América) y según lo comentado por la panelista Maite Peñoñori, contó que habló con la madre de Chano y dijo: “La verdad queremos olvidar toda esta pesadilla que vivimos y que todos retomemos la vida y el trabajo”

“Incluso el policía que es otra víctima de un sistema fallido, inoperante, no capacitado e inútil para emergencias como esta”, siguió pronunciando Marina, según el relato de Peñoñori.

También se aprovechó el contacto para consultarle a su madre el estado de salud de su hijo, a lo que ella respondió que está muy bien y enfocado en sus ensayos para la presentación del 29 de octubre en el Anfiteatro Municipal de Rosario.

Entretanto, la causa que involucraba a Facundo Amendolara por “lesiones gravísimas agravadas por el uso de arma de fuego y por ser funcionario policial” fue archivada.

El fiscal dio uno de la declaración del policía que había manifestado que “no era su intención agredir, ni lesionar” al cantante. Y lo realizado, lo tuvo que hacer “para salvar su propia integridad física, habiendo esperado hasta último momento para defenderse”.

El fiscal Irigoyen solicitó el sobreseimiento de Amendolara, ya que solo le disparó luego de que Chano intentara atacarlo con un cuchillo, en lo que habría sido un presunto brote psicótico.

Ese hecho ocurrió durante la madrugada del 26 de julio de 2021, dentro de la casa del exlíder de Tan Biónica. A consecuencia del disparo, debió ser internado 18 días en el Sanatorio Otamendi. Debieron extirparle el bazo, parte del páncreas y un riñón.

La llegada de la policía al domicilio de Chano se dio luego de que su madre llamara al 911 frente a una crisis que él estaba atravesando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *