Detectaron 22 kilos de salmón que intentaban ingresar al país desde el paso Cardenal Samoré - Periodismo claro, conciso y variado

El equipo técnico del Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria) confiscó 22 kilogramos de salmón fresco crudo que intentaron ingresar desde Chile, sin las condiciones sanitarias adecuadas para su consumo.

El cargamento fue detectado el sábado en el Paso Internacional “Cardenal Samoré” y era trasladado en un vehículo particular con patente de Chile.

El organismo sanitario argentino procedió a la desnaturalización y destrucción de la totalidad de la carga, según establece la normativa vigente.

Julio Legnani, el responsable del Centro Regional Patagonia Norte del Senasa, informó que el ingreso de este tipo de productos «es muy peligroso ya que podrían vehiculizar enfermedades inexistentes en nuestras cuencas regionales”.

Lengani indicó que Chile tiene focos del virus Anemia Infecciosa del Salmón, una de las enfermedades inexistentes en el área de las cuencas alta del río Limay y el embalse Alicurá.

También se impidió la entrada de ocho equipos de pesca y un kayak, que pretendían ingresar a la Argentina sin la desinfección correspondiente. El Senasa exige como requisito la presentación de un Certificado de Lavado y Desinfección para todos los equipos e implementos de pesca y navegación.

Los productos que no pueden ingresar el país

Según la normativa actual, es ilícito el ingreso de los productos frescos de origen animal o vegetal como las frutas, hortalizas, plantas, semillas al igual que carnes de cualquier especie animal, incluidos los embutidos y chacinados.

Daiana Larrat.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *