Mauricio Macri tuvo que salir a aclarar que no es “mufa” y dijo que quienes lo acusan de piedra “están mal de la cabeza”.

El ex presidente salió a defenderse de quienes lo culpan por influir negativamente sobre la Selección Argentina con su presencia en el Mundial de Qatar y lo atribuyó a ataques de sectores kirchneristas.

“Lo tomo con que están definitivamente mal de la cabeza. A mí me resbala porque gané 17 campeonatos con Boca y muchos no jugamos bien, tuvimos suerte”, dijo en diálogo con Ari Paluch en Radio Rivadavia.

“No creo en las cábalas. Creo que esto es mucho más grave, es algo más profundo, propio del populismo de buscar generar la ignominia de alguien que piensa distinto. Que me tilden de mufa, me resbala, no me importa nada porque vengo aguantando la agresión del kirchnerismo desde el 2003 para acá, pero es grave porque hacen esto con todo el que piensa distinto y generan que la gente no se anime a expresar lo que piensan”, dijo.

El ex presidente, que está en Qatar desde el inicio del Mundial por su condición de titular de la Fundación FIFA, ya había tenido que lanzar un operativo antimufa encabezado por sus colaboradores más cercanos, Mora Jozami y Hernán Iglesias Illa, que difundieron su foto luego del partido que la Selección le ganó a México en zona de grupos.

Por Prensa Pura Digital

DIARIO DE VILLA LA ANGOSTURA Y REGIÓN DE LOS LAGOS. NEUQUÉN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *