Edesur y Edenor dejaron a más de 500 mil usuarios sin energía y el gobierno aplica multas millonarias - Periodismo claro, conciso y variado

Las altas temperaturas registradas en la última semana, que en algunas ciudades como en Rosario superaron los 40° de sensación térmica, puso en jaque el servicio eléctrico. En Ciudad de Buenos Aires, el Ente Nacional de la Energía -ENRE- informó que se contabilizaron más de 570 mil usuarios sin servicio entre el jueves y sábado pasado, de los cuales 409 mil corresponden a Edsur y 170 mil a Edenor.

En consecuencia, el titular del Ente, Walter Martello, anunció que impondrá multas a las dos empresas por $687 millones y $293 millones, respectivamente. Además, advirtió que los tiempos de reposición exigidos por el contrato se excedieron considerablemente e intimó a que en el plazo máximo de 24 horas, las distribuidoras garanticen la normal prestación.

«Al respecto, intimará a las distribuidoras a acreditar en tiempo y forma lo ordenado por el Ente, caso contrario también se aplicarán sanciones por este incumplimiento», avisó Martello quien señaló que durante el fin de semana compartió con el ministro de Economía, Sergio Massa, el seguimiento y monitoreo de la situación.

 «Que Edesur haya tomado la decisión empresarial de vender su posición en Argentina, no implica que debemos aceptar que esa «retirada» sea a costa de los usuarios donde adultos mayores, personas con discapacidad y usuarios en general tengan que sufrir esta situación», aseguró Martello y acusó a Edesur y Edenor no haber tomado medidas con antelación ante la advertencia del mismo Ente y de las estaciones meteorológicas por las temperaturas extraordinarias que se iban a registrar.

En este mismo sentido, ambas distribuidoras habían presentado recientemente el «Plan verano» con las acciones a llevar a cabo ante eventos climáticos, situación que deja de manifiesto un nuevo incumplimiento de las prestatarias, recordaron en el ENRE. 

«La sanción no es el único camino, pero es el marco legal que debemos aplicar para los incumplimientos en las inversiones que determinan la calidad del servicio y así lo haremos, con la utilización de todas las herramientas necesarias para que las empresas entiendan que deben cumplir sus contratos respetando lo comprometido», agregó Martello quien por último, anticipó que llevará adelante un proceso de reforma de la normativa para aplicar embargos para que las empresas no puedan eludir los pagos.

Es que ante la anunciada ola de calor que iba a impactar fuertemente en la región centro y norte del país, la mayoría de las distribuidoras provinciales diagramaron cortes programados para evitar el colapso en las horas pico. Sin embargo, en el caso de la ciudad de Rosario, las medidas fueron insuficientes y se sufrieron falta de servicio en más de 10 mil usuarios. 

De hecho, la mayoría de los cortes se registraron el miércoles y jueves en la zona del microcentro cuando los comerciantes se prepararon para dos jornadas de ventas fuertes en la previa al feriado largo y la falta de luz no solo afectó el trabajo sino también generó la pérdida de mercaderías y roturas de equipos de refrigeración y aires acondicionados por los choques de tensión, se quejaron los dueños de los locales afectados que muchos habían hecho andar los generadores portátiles.

La situación se terminó de complicar en Rosario el sábado a la tarde-noche con una tormenta con ráfagas de viento de más de 100 kilómetros por hora que hizo volar árboles y cables de baja y mediana tensión. El único aliciente fue la baja de la temperatura pero el alivio fue pasajero y este domingo volvió a superar los 40 grados de térmica y muchas zonas aún no habían recuperado el servicio eléctrico. 

Según informó la Empresa Provincial de la Energía, el miércoles pasado a las 14.35 horas, se registró un nuevo récord de demanda de potencia en el sistema eléctrico provincial alcanzando una marca de 2.657 MW superando los 2585,7 MW de enero pasado.

Estos datos se dan en un contexto del tercer fenómeno anual consecutivo conocido como La Niña, de sequía y la segunda ola de calor de la temporada, con térmicas que superan los 40° de temperatura, explicó la empresa estatal. Sin embargo, la diputada socialista Clara García salió a denunciar que a septiembre solo se había ejecutado el 49% del presupuesto.

Según calculó la legisladora, lo desembolsado en obras de infraestructura eléctrica se aproxima a los $3.100 millones, el 49% de lo presupuestado para 2022 y solo el 39% de lo proyectado por la misma empresa en el informe de enero 2022, cuando el gobernador Omar Perotti anunció aumentos tarifarios. De acuerdo a los datos que informó García, quedaría un tercio del presupuesto 2022 sin ejecutar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *