Alberto Fernández mantuvo este martes una reunión con grupos mapuches en el marco de una visita a la provincia de Neuquén. El Presidente llegó a ese punto de la Patagonia para inaugurar un hospital en San Martín de Los Andes y allí se encontró con una protesta de las comunidades.

La reunión se da en medio de las tensiones por el operativo de seguridad en la comunidad Lafken Winkul Mapu de Río Negro, que derivó en la detención de siete mujeres mapuches en Villa Mascardi. Eso generó un escándalo dentro del gobierno que terminó con la salida de la ministra de las Mujeres, Elizabeth Gómez Alcorta.

Según explicó el gobierno a través de un comunicado oficial, además de hablar acerca de la situación de las detenidas, el Presidente conversó con los integrantes de las comunidades sobre “su predisposición para organizar un espacio de diálogo para resolver los conflictos”, al tiempo que se hizo hincapié en “las experiencias de gestión compartida” en diversos Parques Nacionales. En ese sentido, se destacó “el impulso de obras históricas como un gasoducto y un acueducto que beneficiarán a las comunidades mapuches”.

Fernández reiteró su compromiso con las comunidades para “garantizar el respeto de las culturas originarias de Argentina” y destacó “la necesidad de avanzar en el diálogo para seguir avanzando en la construcción multicultural”.

Por su parte, los miembros de la comunidad le dejaron un petitorio por el desalojo que sufrieron y rechazaron a las fuerzas de seguridad.

Junto al mandatario, estuvieron presentes el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez; la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello; el diputado nacional Guillermo Carnaghi y el exsecretario de Energía, Darío Martínez.

Minutos antes, mientras daba su discurso en San Martín de los Andes, un grupo de integrantes de las comunidades permanecieron afuera del lugar para reclamar la liberación de las detenidas en Villa Mascardi.

Sobre la Ruta Provincial 48, los manifestantes se apostaron frente al vallado y el cordón policial y reclamaron por la intervención del gobierno en el conflicto por la toma de tierras en la Patagonia y la liberación de las mujeres detenidas de la comunidad Lafken Winkul Mapu.

“Presidente, está pisando suelo mapuche”, rezaba una de las pancartas de los manifestantes. El acto fue el primero luego de los cambios de gabinete, que colocaron a Victoria Tolosa Paz en la cartera de Desarrollo Social; a Ayelén Mazzina en Mujeres, Géneros y Diversidad; y a Raquel “Kelly” Olmos en Trabajo.

“No somos terroristas”, se escuchó gritar a una de las mujeres mapuche que encabezaba la manifestación. Hubo momentos de tensión entre los manifestantes y los efectivos de seguridad que se encontraban en el lugar.

Por Prensa Pura Digital

DIARIO DE VILLA LA ANGOSTURA Y REGIÓN DE LOS LAGOS. NEUQUÉN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *