Beatriz Álvarez: “La Liga F es competitiva excepto por el título”
Beatriz Álvarez: “La Liga F es competitiva excepto por el título”
Beatriz Álvarez: “La Liga F es competitiva excepto por el título”

La presidenta de la Liga F, Beatriz Álvarez, ha asegurado que el campeonato femenino es “competitivo excepto por el título”, y cree que poco a poco deberán ir “mejorando esa competitividad e ir haciendo una liga más atractiva”, además de recalcar que la conquista del Mundial de Australia y Nueva Zelanda ha sido “un impulso importante” para el fútbol femenino.

“La Liga F es competitiva excepto por el título de Liga, que es un poco lo que distorsiona. Los 15 equipos restantes sí que compiten, y vemos que esto se reproduce en otras ligas europeas. Si nos vamos a la liga francesa, el Olympique de Lyon ha ganado todas las últimas ligas excepto una en 18 años. Si hiciéramos una Superliga en Europa, probablemente el Barça solo compita, y lo estamos viendo en la Champions, con cuatro o cinco clubes, al resto también les gana de pasada. Hay que trabajar con el resto de clubes para ir mejorando poco a poco esa competitividad e ir haciendo una liga más atractiva”, declaró en una entrevista en Vamos, en Movistar+.

En este sentido, recordó que el club azulgrana “lleva una década trabajando por la profesionalización de su primer equipo, dando pasos e invirtiendo de forma muy importante”. “Desde el nacimiento de la Liga F hay clubes que han empezado a crear lo que el Barça lleva creando durante 10 años. Probablemente estos clubes no tarden 10 años en situarse a este nivel, pero evidentemente que todo lleva un proceso, no puede ser de repente. Tenemos que tener la paciencia y ayudar a los clubes a que vayan dando los pasos necesarios para igualar”, indicó.

Además, insistió en que la Liga F es “una liga muy joven”, que lleva solo dos años como liga profesional, y que todavía tiene “muchísimos retos de futuro”. “La Liga F se cataloga como profesional con un informe desfavorable de la Federación. Era evidente que no nos lo iban a poner fácil. Pero es cierto que lo que no me esperaba en ningún momento era vivir esta explosión dentro del fútbol español, todo esto que ha ocurrido especialmente tras el Mundial. Ha cambiado mucho el escenario y tiene que cambiar todavía mucho”, señaló.

“El Mundial ha sido un impulso importante, tener referentes femeninos es importante para las niñas. Me acuerdo cuando impulsamos el primer álbum de Panini, la ilusión en los colegios; es muy importante que haya un niño que diga ‘mi ídola es Aitana Bonmatí o Irene Paredes’, que no sólo sea dirigido a ellas. Poder dar 240 partidos está poniendo el foco en ellas”, añadió, recordando que ahora mismo el fútbol femenino cuenta con más de 100.000 licencias en España, un mérito “de los clubes de cantera”.

También lamentó el retraso del acuerdo del Convenio Colectivo. “El convenio es algo de lo que no nos sentimos orgullosos, ni por parte de la Liga F ni por parte de los sindicatos. Llevamos año y medio largo ya tratando de llegar a acuerdos. Puedo decir que estamos ya en la fase final, ya están acordadas todas las partes, después de esa primera jornada en donde hubo más diferencias con la parte salarial; las otras cosas fueron sobre ruedas, tanto en otras cuestiones económicas como sociales. Especialmente las sociales han fluido fácilmente porque queremos ser la cabeza visible de todo el deporte femenino, liderar muchas cuestiones que están ahí incorporadas”, expuso.

Álvarez aseguró además que no es bueno estar comparándose “continuamente con el producto del fútbol masculino”. “Es el mismo deporte, aunque puede diferenciarse por cuestiones físicas, pero a nivel de competición no deja de ser lo mismo. Tenemos que potenciar las cosas que nos diferencian, seguir nuestro propio camino, huir de esa comparación con la industria del fútbol, porque no se puede comparar al fútbol masculino con el resto de deportes, ya no solo con el fútbol femenino. Y creo que eso no nos ayuda en nada”, manifestó.

En otro orden de cosas, la presidente de la Liga F afirmó que la foto que se hizo la semana pasada junto al presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Pedro Rocha, y al de LaLiga, Javier Tebas, simboliza “la casilla de salida”. “Es cierto que desde su llegada, Pedro Rocha ha tratado de acercar posturas, de transmitirnos la voluntad de ayudar al fútbol femenino a seguir creciendo y a quitar trabas, barreras y dificultades. Le he dicho al presidente que las palabras están muy bien, pero lo que necesita realmente el fútbol femenino son hechos. Llevamos toda una vida con una falta de apuesta, de interés y de voluntad por parte de la Federación. Pedro tiene una oportunidad de que esto cambie”, advirtió.

Sobre el expresidente de la RFEF Luis Rubiales, explicó que puso “pinchos y piedras en el camino en todo momento”, y cree que sin el beso a Jenni Hermoso en la final del Mundial seguiría al frente del organismo federativo. “Lamentablemente, yo pienso que sí. Habían pasado cosas muy graves ya, muchas de ellas se habían tratado de ocultar. No se actuaba con contundencia cuando llegaban determinadas denuncias o cuando se sospechaba de según qué actitudes. Todos sabíamos del clientelismo, del servilismo de la Federación, de sus coacciones y amenazas”, indicó.

“Si no hubiera sido por la valentía de Jenni y de tantas otras jugadoras que la acompañaron en estas denuncias, no hubiera habido un cambio. Creo que hemos ganado mucho más con Mundial, hemos ganado un cambio, y ahora sí lo que espero es que sea un cambio profundo y de verdad”, añadió. “Él se sentía intocable. Las personas que estamos al frente de instituciones tenemos que ser ejemplo”, aseguró.

Álvarez también deseó que la selección femenina pueda regresar de París con el oro olímpico. “Ojalá, pero bastante presión tienen ellas después de ganar todo lo que están ganando. El foco está puesto en ellas, evidentemente que todo el mundo tiene esperanza y tiene muchísima ilusión por ganar ese oro”, explicó.

Por último, habló de la seleccionadora española, Montse Tomé. “Cuando pienso en Montse me voy a la infancia. Somos las dos asturianas, empezamos a jugar con la misma edad, somos del mismo año y hemos compartido siempre vestuario, viajes, hoteles y muchas horas juntas. Pienso en Montse como persona, es familia, hemos vivido y crecido juntas. Le deseo toda la suerte del mundo. Ella sabe que a pesar de habernos situado en sitios muy diferentes siempre nos tratamos desde el máximo respeto y cariño. Siempre hemos mantenido al margen esa situación e incluso evitábamos escribirnos en esos meses para no generar problemas”, concluyó.

Por Prensa Pura Digital

DIARIO DE VILLA LA ANGOSTURA Y REGIÓN DE LOS LAGOS. NEUQUÉN.

Publica Aquí En Breve….te contamos más….