Neuquén fue titular en los portales de todo el país, de punta a punta, por encabezar el primer piquete de la jornada, aunque fugaz.

Los piquetes en el puente carretero que une las ciudades de Neuquén y Cipolletti han sido una postal recurrente durante muchos años, como emblema de lucha de muchas organizaciones sociales donde se disputa mucho más que un plato de comida: se mide el poder, la relación de fuerzas.

Por eso, cuando anunciaron que este miércoles por la mañana encabezaban un piquete, todo el mundo se preguntó qué pasaría: ¿Ganaría el plan antipiquetes que anunció la ministra de Seguridad Patricia Bullrich o el caos? ¿El hartazgo de una amplia mayoría, la conciencia social o el miedo?

Acostumbrados a los cortes que empiezan con las primeras horas de la mañana y se extienden hasta la tarde, fue una sorpresa para muchos vecinos y vecinas que haya durado tan poco: apenas una hora y media. Gendarmería Nacional se hizo presente en lugar con un amplio despliegue.

Bullrich atribuyó la victoria del levantamiento del corte a la fuerza de seguridad nacional. Aunque no llegó a tener contacto directo con los manifestantes, quienes finalmente hicieron un paso al costado con la expectativa de ser convocados por el gobierno de Río Negro, en reclamo de alimentos para comedores y merenderos a cargo del Frente Darío Santillán.

En redes, las voces que se expresaron abiertamente fueron todas o casi todas a favor del levantamiento. La bronca que echaron algunos automovilistas cuando el piquete cortaba el tránsito dejó paso a la alegría. Aunque algunas lecturas se alejaron un poco de la realidad.

Es que no está claro si fue Gendarmería que levantó el corte, o bien, la organización por decisión propia decidió retroceder en un escenario que ya no convalida más cortes de rutas en desmedro de la libertad de otras personas.

La cosa es que las redes sociales se poblaron de mensajes que festejaron lo efímero del corte y la política del nuevo gobierno nacional para desarticular medidas de fuerza que pueden incurrir en un delito.

De acuerdo al comunicado oficial, se informó que “la Gendarmería Nacional levantó el corte en el puente del movimiento Darío Santillán, permitiendo la normalización del tránsito en la zona”.

La comunicación oficial sobre el piquete

El corte había comenzado a las 10 de este miércoles en la rotonda de Cipolletti y finalizó antes de las 11.30. Si bien las organizaciones decidieron no avanzar hacia el puente carretero, Gendarmería Nacional siguió en el lugar, pero en ningún momento tomaron contacto con los manifestantes.

“En coordinación con la Fiscalía Federal y el Juzgado Federal de Río Negro, así como con la participación del personal de la Gendarmería Nacional, se ha ejecutado un operativo de prevención en cabeceras de puentes interprovinciales, con la afectación de efectivos para garantizar la seguridad y el orden en la región”, continúa el escrito de la cartera encabezada por Bullrich.

Finalizando el comunicado, señalaron que los efectivos continuarán en la zona: “Por instrucciones del doctor Zanona, fiiscal federal de Río Negro, y siguiendo la orientación del doctor Gustavo Villanueva, juez federal de Neuquén, se ha dispuesto la permanencia de los efectivos en el puente Cipolletti – Neuquén”.

L.M.N

Por Prensa Pura Digital

DIARIO DE VILLA LA ANGOSTURA Y REGIÓN DE LOS LAGOS. NEUQUÉN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *