Precios para festejar el Día de la Madre en la cordillera
Precios para festejar el Día de la Madre en la cordillera

Quienes estén pensando en venir a celebrar el Día de la Madre a la cordillera y aprovechar así el fin de semana extra largo del viernes 13 al lunes 16 de octubre, deberán desembolsar por lo menos unos 115 mil pesos en traslado en vehículo particular y alojamiento, sin contar el presupuesto en comida.

La cifra fue estimada para un gasto básico que puede llegar a tener una familia tipo, conformada por dos adultos, un niño y un adolescente o un grupo de cuatro personas que viajen juntas y se hospeden en una misma cabaña o departamento en San Martín de los Andes.

A partir del último aumento del 12,5% de los combustibles que hizo YPF el pasado 18 de agosto (y tras el congelamiento de los precios hasta el 31 de octubre acordado por las petroleras y el gobierno nacional), el litro de nafta Súper e Infinia tiene un costo de 232 pesos y 293,2 pesos, respectivamente. Por lo tanto, el costo total del viaje podría ser de 31.320 pesos en el primer caso y de 53.082 pesos, en el segundo, si el vehículo tiene un tanque 45 de litros y si se realizan tres cargas que permitan hacer los tramos de ida y vuelta y paseos por los alrededores de la localidad durante la estadía.

En comparación con las vacaciones de invierno, quienes consumen nafta Súper deberán desembolsar 4.685 pesos más que a mediados de julio, mientras que los que optan por la marca de mayor calidad deberán abonar una diferencia de 19.413 pesos.

Cabe destacar que el pasaje en micro desde Neuquén Capital a San Martín de los Andes, por caso, araña los 22 mil pesos, en el caso de los coches semicama, mientras que el ticket para la categoría cama supera los 27 mil pesos. Por lo tanto, el monto total a pagar para el ida y vuelta sería de 43.732 y 54.158 pesos por persona de acuerdo a la comodidad que se elija.

La diferencia con los números que se manejaban a fines de marzo, con motivo del fin de semana largo por el Día de la Memoria, es abismal dado que en ese momento el pasaje para cada tramo oscilaba entre los 6.500 pesos en un micro semicama y los 8.200 pesos, en un coche cama.

El abanico de precios para alojamiento es amplio. En algunas plataforma se encuentran varias opciones de 28 mil pesos diarios en una cabaña o departamento y, en menor medida, alternativas más económicas que se ubican entre los 20 y los 27 mil pesos. En este sentido, el panorama no varió respecto a las tarifas que se manejaron en la temporada alta invernal y está claro que los valores mencionados en este artículo constituyen apenas un piso.

Finde largo en la cordillera: comida

La alimentación es otro gasto relevante a tener en cuenta que varía enormemente en función a cómo se organicen los viajeros. El presupuesto será diferente si cocinan en el alojamiento, si piden delivery, hacen take away o si deciden ir a comer a un local gastronómico. Los montos en cada caso también serán distintos de acuerdo a lo que pidan o compren y los precios que se manejen en los espacios a los que decidan acudir.

Dentro del rubro comidas rápidas para retirar en el local o pedir a domicilio, una docena de empanadas ronda los 7500 y los 7800 pesos y los 700 y 1200 pesos la unidad, mientras que las pizzas arrancan en los 4700 pesos.

Para tener una noción comparativa con el escenario invernal, Vieja Deli (el clásico de San Martín de los Andes que atrae con su privilegiada ubicación – a orillas del Lago Lácar- y su carta accesible en términos de precio-calidad) se pueden encontrar promociones de desayuno y merienda desde 1900 pesos (café con leche, café doble o te y una medialuna) hasta 3.900 pesos (café con leche, café doble o té y torta a elección). A mediados de julio esas propuestas se ofrecían por 1200 pesos y 2700 pesos.

En el menú online, también se pueden observar una promoción de yogurt natural casero, frutas de estación o frutos rojos y granola cocinada con miel por 2 mil pesos y un combo de café con leche, café doble o te con 3 medialunas o tostadas manteca y dulce y un juguito natural de naranja por 3 mil pesos.

Dentro de lo que es cafetería, en la carta se puede visualizar que un café chico o un té rondan mil pesos y los 1100 pesos, mientras que un café doble o un café con leche 1200 pesos. Por 1400 pesos se puede tomar un capuchino o un submarino. Los exprimidos de 250 y 500 ml, oscilan entre los 2000 y los 3000 pesos, mientras que los licuados van desde los 2700 a los 3200 pesos.

Entre las opciones de pastelería para acompañar se encuentra medialunas por 650 pesos la unidad, una tostada con queso gratinado por 1100 pesos, pasta frola, alfajores de maicena, cuadradito de brownie o limón por 1200 pesos, una medialunas con jamón y queso por 1900 pesos, al igual que una porción de cuatro tostadas con dulce casero y manteca. La porción de torta, en tanto, se vende a 3200 pesos.

A la hora de pensar en un almuerzo o cena, en ese espacio se pueden encontrar ensaladas de entre 4400 y 6400 pesos, platos de pasta por 4000 y 6.100 pesos (en el caso de los sorrentinos de trucha, pizzetas a 3600 pesos y una gran variedad de sandwiches entre 2300 pesos y 7.100 pesos en el caso del sandwich de lomo con lechuga, tomate, queso, huevo frito y papas fritas. Dentro de esa franja de precios se puede elegir un sandwich de bondiola desmechada con pan brioche, lechuga, pepino agridulce, coleslaw, queso crema y papas fritas por 4100 pesos o una hamburguesa clásica por 3600 pesos.

Los valores que se manejan dentro de la variada gama de comidas al plato oscilan entre los 3200 y los 10.400 pesos en el caso de un salmón a la manteca con guarnición a elección. Para tener otra referencia, dentro de esta categoría figura una suprema de pollo o milanesa a la napolitana con guarnición a elección por 4700 y 5200 pesos, respectivamente. Un combo infantil con patitas de pollo, papas fritas, gaseosa y huevo kinder sale 4400 pesos.

El mencionado local gastronómico ofrece también platitos para armar una picada de queso, salamín, aceitunas y berenjenas al escabeche por 2.200 pesos la unidad. Por 5700 pesos (casi 2 mil pesos más que en julio) presenta la “Picada Imperial” con mani, queso, papas fritas y un litro de cerveza, mientras que la tabla de ahumados con trucha, pernil de cerdo, salmón, ciervo, queso, jamón crudo, berenjenas en escabeche, roquefort y papas fritas cuesta 9400 pesos, 2900 pesos más que en el invierno. La porción de papas fritas cuesta 2700 pesos.

Para tener un panorama del gasto en bebidas una gaseosa o agua chica sin gas sale 1100 pesos, las cervezas ronda los 1900 y los 3600 pesos, una copa de vino sale 2 mil pesos y las botellas de 3/4 arrancan en los 4000 pesos, pudiendo llegar a los 12.900 pesos. El rango para tragos, whiskys y aperitivos es de 2700 y 5700 pesos.

Quienes deseen darse un gusto con un postre deberán pensar como mínimo 1900 pesos para un flan o una bocha de helado y como máximo en 4300 pesos para un waffle con helado de chocolate, frambuesa y dulce de leche, con salsa de chocolate y frutos rojos.

Por Prensa Pura Digital

DIARIO DE VILLA LA ANGOSTURA Y REGIÓN DE LOS LAGOS. NEUQUÉN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publica Aquí En Breve….te contamos más….