Santiago de Chile.- El CEO de Telefónica Hispanoamérica, Alfonso Gómez Palacio, dijo que ve a la Argentina de Javier Milei con muchos retos y desafíos, pero con mucha ilusión a la vez. Para el ejecutivo, el vaso medio lleno está dado por el repunte que se empieza a ver en la economía, aunque aún resta, por ejemplo, que se normalice del todo el acceso a las divisas necesarias para importar equipamiento. Y, a futuro, juzga que faltaría que se den más condiciones para atraer inversiones.

Gómez Palacio se refirió al país en el marco de una presentación que dio sobre la sostenibilidad de las telecomunicaciones en la región. Según el ejecutivo, mientras que los ingresos de la industria bajaron un 38% en promedio en los últimos 10 años, por el elevado costo del espectro y desafíos financieros y regulatorios, el tráfico de internet continúa creciendo a un ritmo del 26% anual con tres empresas Over The Top (OTT) que representan el 85% de las descargas: Meta (Facebook), Alphabet (Google) y Tik Tok.

Smurfit Westrock: nace un gigante en la industria de empaques sostenibles

Y, frente a esta realidad, para Telefónica la mejor alternativa para hacer más eficientes los recursos pasa por lograr acuerdos de compartición de espectro y/o infraestructura. “Chile es hoy uno de los cinco países con mayor velocidad de internet gracias a la inversión que hemos hecho con el fondo KKR (Kohlberg Kravis Roberts & Co)”, afirmó durante su ponencia, y mostró más alianzas que sellaron en la región: con KKR y con Tigo en Colombia; con Meta (Facebook), BID Invest y la CAF en Perú (por la iniciativa “Internet para todos”), y con AT&T en México. La Argentina sigue sin figurar en el power point.

“En la Argentina tenemos una operación muy en forma a la que se le podría poner potencia, como un avión, para despegar más rápido, pero necesitamos que todo se ponga en su sitio, que la macroeconomía nos acompañe para atraer inversiones porque tenemos un compromiso fiduciario con nuestros accionistas”, explicó en diálogo con LA NACION, y también habló de la necesidad de contar con vehículos de fibra neutrales, un marco regulatorio moderno y una industria que quiera compartir infraestructura.

En cuanto a los desafíos de corto plazo, consideró que “hay retos en las importaciones” (la tecnología de red y el software se pagan en dólares) y que a la empresa le gustaría desplegar más rápido, aunque advirtió que “los temas cambiarios también afectan la dinámica propia de la industria”. “¿Esto es igual en otros países? No, hay diferencias. Entonces, cuando se quiere desplegar infraestructura, que es un poco lo que queremos hacer en este momento, te enfrentás a la realidad, que es a qué velocidad lo podés hacer”, completó.

Sin embargo, también hizo hincapié en que, en conectividad de fibra, la Argentina ha mantenido el ritmo “un poco a pulmón” y también mediante asociaciones con empresas en distintos sectores para desplegar más y mejor, y sobre todo más rápido.

“Hay más de 1,3 millones de clientes conectados (sobre un total de 17 millones), que es la misma cantidad que tenemos en Colombia y un poquito menos que en Chile”, aseguró, y destacó a la rama local. “Tenemos unos indicadores de los que nos sentimos orgullosos porque es una operación que es, por lejos, la que más se ha digitalizado a sí misma. Nosotros hablamos de que apoyamos la digitalización de las empresas, pero probablemente la empresa más digital dentro de nuestro entorno es la argentina. Entonces, ver que empieza a repuntar la economía local da ilusión, aunque obviamente no se nos escapa el reto que tenemos como sociedad de atravesar estos momentos. Sabemos que lo que se está haciendo nos está llevando a buen puerto, pero que es un desafío”, cerró.

Por Prensa Pura Digital

DIARIO DE VILLA LA ANGOSTURA Y REGIÓN DE LOS LAGOS. NEUQUÉN.