Llegan los dólares a los bonistas y la reinversión de los cupones empuja a los bonos al alza

Los bonos abren al alza el miércoles, luego de la firma del Pacto de Mayo y también tras el pago de los cupones por los Bonares y Globales.

El Gobierno efectivizó el pago por casi u$s 2600 millones, monto que les está llegando a los inversores. Por la dinámica de los bonos, operando al alza, en el mercado especulan que los inversores estarían reinvirtiendo los cupones en la misma curva. 

Cuál es el potencial de los bonos y cuál es el título preferido por los analistas.

¿Bonos o acciones?: qué prefieren los analistas en el segundo semestre

 Apertura alcista

En el primer día luego del pago de los cupones de los bonos a privados, la deuda local opera en positivo. Todos los tramos de la curva soberana reaccionan al alza el miércoles.

El Global 2029 y el Global 2030 suben 0,64% y 0,54%, mientras que los títulos del tramo medio avanzan 0,91% y 0,78% en los bonos a 2035 y 2038, respectivamente.

Finalmente, en el caso de los bonos a mayor plazo, como el GD41 y el GD46, estos registran ganancias de 1% y 0,95% respectivamente.

El riesgo país baja a 1476 puntos en el día de hoy. 

 Dada la dinámica de los bonos, operando al alza en el día de hoy, se entiende que los inversores estarían reinvirtiendo los cupones en la misma curva.

Con relación a las acciones, estas también operan al alza hoy, con mayores subas en Vista e IRSA, que ganan 4% y 3,9% respectivamente.

Otros papeles como Grupo Supervielle, Edenor, Loma Negra, TGS, BBVA Argentina, YPF, Telecom, Grupo Financiero Galicia e YPF registran avances de entre 1,9% y 3,6%.

Solamente Mercado Libre, Globant y Despegar retroceden entre 1,9% y 0,7% en el día de hoy.

El S&P Merval en pesos sube 2%, al igual que el índice en dólares, gracias a que el dólar contado con liquidación se muestra sin cambios en el día de hoy. 

Se efectivizó el pago de Bonares y Globales

El 9 de julio el Gobierno hizo frente al pago de los cupones en dólares del Bonar 2030 (AL30) y el Global 2030 (GD30) por un total de u$s 1139 millones de intereses y de u$s 992 millones de capital de los bonos con privados.

La suba de los bonos en el día de hoy podría estar evidenciando que los inversores están cobrando los dólares y reinvirtiéndolos en la misma curva. 

Juan Manuel Truffa, director de Mercado Para Todos, considera que “el efecto que se haya pagado es un driver levemente alcista para los bonos, más allá que los pagos en sí no hayan llegado off-shore aún”.

Desde la mesa de trading de un bróker local remarcaron que “los bonos vienen subiendo y están operando con firmeza en el día de hoy, por lo que también estamos viendo flujo luego del pago de los cupones efectivizado esta semana”.

Por lo tanto, la reacción de hoy, con los bonos operando al alza y con firmeza, podría implicar una señal de fortaleza para la deuda en el sentido que los bonistas se encuentran reinvirtiendo los cupones recibidos recientemente.

Los analistas de Don Capital afirmaron que, con el último repago de cupones, volvió el apetito por los títulos soberanos.

“Con los flujos que podemos ver a la apertura del miércoles, se estaría validando la idea de una posible reinversión en los títulos. Nosotros seguimos viendo el atractivo, especialmente en dos bonos, dependiendo la aversión al riesgo del inversor”, dijo.

En ese sentido, para inversiones de menos agresivas, desde Don Capital ven con buenos ojos la compra de los GD29.

“El titulo cuenta con una duration de 2,2 y una TIR del 27%, pero más importante, en caso de mantenerlo, se recuperaría la inversión inicial antes del fin del mandato del gobierno actual. Además, al ser comparado con el GD30, el titulo a elección cuenta con un upside similar, y en caso de un contexto negativo, con una importante suba en los rendimientos, uno contraria con un downside de menor magnitud en el titulo con vencimiento en 2029”, dijeron.

Potencial alcista en la deuda

Los Globales argentinos se encuentran operando en un amplio rango de entre u$s 50 y los máximos de u$s 60 alcanzados en abril pasado.

Sin embargo, la demora en la Ley de Bases y la lenta acumulación de reservas detuvo la importante suba evidenciada en la renta fija local.

De esta manera, han frenado el rally que se evidenció desde mediados del año pasado y que se extendió con la victoria de Javier Milei en el balotaje. 

Matías Waitzel, productor de AT Iinversiones, remarcó que efectivamente, el Tesoro Nacional efectuó pagos de cupones y amortización por u$s 2600 millones correspondientes a los bonos Bonares y Globales.

Ante este escenario, agregó que los inversores buscan opciones para reinvertir estos fondos y optimizar el rendimiento.

“Los títulos soberanos en dólares, especialmente los bonos AL30 y GD35, se destacan como opciones atractivas para perfiles agresivos. En mi opinión proyectan un potencial alcista significativo. Creo que el AL30 tiene un potencial alcista del 10,65%, con posibilidad de aumento mayor si la curva se vuelve de pendiente positiva. En cuanto al GD35, creo que este puede subir aún más, hasta 30%”, estimó.

Juan Manuel Franco, economista jefe de Grupo SBS, explicó que el pago de julio se caracterizó principalmente por la amortización de los bonos 2030, los que más vinieron subiendo en los últimos meses.

En ese sentido, y pensando en un regreso a los mercados en 2025, Franco ve valor en los bonos de mayor duration.

“Creemos que sigue habiendo valor en la curva ante las chances de darse una normalización económica sostenible, algo clave para bajar rendimientos y pensar en regresar al mercado global en 2025”, dijo.

Los papeles favoritos de Franco en este contexto son GD35 y GD41.

“La floja performance relativa del GD41 respecto a los demás en el rally lo hacen una buena opción defensiva, considerando además que cuenta con mejores condiciones legales”, puntualizó. 

Por último, desde Research Mariva remarcaron que su bono de preferencia en términos de rentabilidad-riesgo sigue siendo el GD35.

“Consideramos que la aprobación de la Ley de Bases es un gran paso para el Gobierno, pero consideramos que aún queda un largo camino por recorrer hacia una normalización de la curva y la convergencia al riesgo de otros soberanos con riesgo de crédito B- o CCC+. Para este fin, creemos que un levantamiento de los controles de capital sería clave, pero hoy en día es una tarea muy desafiante”, sostuvieron desde Research Mariva. 

Por Prensa Pura Digital

DIARIO DE VILLA LA ANGOSTURA Y REGIÓN DE LOS LAGOS. NEUQUÉN.