El secreto para que tus papas te duren más tiempo: ¿dónde hay que guardarlas?

Las papas, como las batatas, son un ingrediente esencial en las cocinas de todo el mundo, pero el lugar de guardado para su conservación siempre fue tema de debate. La ciencia reveló el secreto de dónde hay que guardarlas para que duren más tiempo. 

 Saber dónde y cómo almacenarlas puede marcar la diferencia entre papas frescas y sabrosas o papas que se echan a perder rápidamente. Descubrí el truco de dónde hay que guardarlas para que duren más. 

La genética de la inteligencia: ¿de quién se hereda la capacidad intelectual?

El desayuno más sano: un experto en longevidad descubrió qué es lo que hay que comer a la mañana para vivir más años

¿Dónde hay que guardar las papas para que duren más tiempo? 

Tradicionalmente, se aconsejaba guardar las papas en armarios o despensas frescas. Sin embargo, Kate Hall, fundadora de The Full Freezer, desafía esta idea al afirmar que la heladera es ideal para prolongar su frescura. Este método puede extender la vida útil de las papas hasta tres o cuatro semanas y poder hacer uso de su valor nutricional. 

Es esencial mantener las papas separadas de alimentos como las cebollas, ya que emiten gas etileno que puede acelerar la maduración de otras frutas y verduras. Por lo tanto, almacenarlas en compartimentos separados o en recipientes cerrados puede ser beneficioso para evitar efectos no deseados.

 Guardar las papas en la heladera puede extender su vida útil hasta cuatro semanas. (Foto: Freepik) 

Así, la heladera es una opción sorprendente para conservar estos alimentos frescos, siempre y cuando se controlen la humedad y se evite el contacto con otros productos sensibles.

Infusión de cola de caballo: cuáles son los 5 beneficios de tomar esta hierba medicinal

Los beneficios para la salud de alimentarte con la fruta más comida en todo el mundo

Formas de conservar las papas y que duren más tiempo 

Además de guardarlas en la heladera, hay otras alternativas para conservar las papas: 

  • Evitar la exposición a la luz: mantener las papas alejadas de la luz directa para prevenir que se pongan verdes y amargas. 
  • Temperatura y humedad controladas: conservar las papas a una temperatura fresca (entre 7-10°C) y en un ambiente con baja humedad relativa para evitar la descomposición prematura. 
  • Revisión periódica: inspeccionar regularmente las papas almacenadas para desechar aquellas que estén dañadas, tienen brotes o están blandas. 

Guardar las papas en un ambiente con buena ventilación y baja humedad puede prevenir la formación de brotes y el deterioro prematuro. (Foto: Freepik)

  • No lavarlas antes de almacenar: evitar lavar las papas antes de almacenarlas, ya que la humedad puede acelerar su descomposición. Es mejor lavarlas justo antes de usarlas.
  • Separación de productos sensibles: mantener las papas separadas de otros alimentos que puedan acelerar su maduración, como cebollas y frutas maduras. 

Por Prensa Pura Digital

DIARIO DE VILLA LA ANGOSTURA Y REGIÓN DE LOS LAGOS. NEUQUÉN.