El ritual de la vela de los 7 colores: cómo usarla para atraer abundancia y soltar bloqueos

El ritual de la vela de los 7 colores es una práctica espiritual que combina la numerología y la energía de los colores para atraer abundancia y liberar bloqueos. 

Esta vela especial, dividida en 7 secciones de colores diferentes, representa los chakras del cuerpo humano. 

Al encenderla correctamente y seguir ciertos pasos, se puede armonizar estos centros de energía, lo que promueve un flujo positivo en todas las áreas de la vida.

Infusión de cola de caballo: cuáles son los 5 beneficios de tomar esta hierba medicinal

Alerta tatuajes: un estudio científico reveló que las tintas que usan los tatuadores pueden estar contaminadas de bacterias

La importancia del ritual de la vela de los 7 colores

La vela de 7 colores es mucho más que un simple objeto decorativo. Se trata de una herramienta de transformación personal y espiritual. Este ritual combina la sabiduría ancestral de los chakras con la influencia mística de la numerología.

Los expertos del Horóscopo Verde afirman que encender esta vela especial inicia un viaje de sanación que abarca todos los aspectos del ser. 

  • Cada color representa un chakra específico, que se activa y armoniza estos centros energéticos vitales. 
  • Este proceso desbloquea el flujo de energía, como también promueve una profunda conexión entre cuerpo, mente y espíritu.

Este antiguo ritual promueve una conexión espiritual significativa, fortaleciendo el bienestar emocional y físico mediante la liberación de bloqueos energéticos (Fuente: Freepik)

Los astrólogos de Horóscopo Verde afirman que los beneficios de este ritual son múltiples y profundos. A medida que los chakras se equilibran, se experimenta una mayor claridad mental, estabilidad emocional y vitalidad física:

  • La ansiedad disminuye, 
  • la creatividad florece
  • Se fortalece la intuición. 
  • La armonía interna se refleja en el mundo exterior, lo que atrae oportunidades y abundancia en todas sus formas.

Practicar este ritual regularmente puede llevar a una profunda metamorfosis personal. A medida que los chakras se alinean y la energía fluye libremente, se experimenta una sensación de plenitud y propósito. 

La armonización de los chakras no solo mejora el bienestar personal, sino que también tiene un impacto positivo en la vida cotidiana al atraer nuevas oportunidades y manifestar abundancia en diversos aspectos (Fuente: Unsplash)

Las precauciones que hay que tener si tomás café todas las mañanas y por qué conviene siempre acompañarlo con un desayuno nutritivo

Cola de caballo: las contraindicaciones de esta hierba medicinal y cuáles son los detalles para consumirla correctamente

¿Cómo usar el ritual para atraer la abundancia?

Para aprovechar al máximo el poder transformador de la vela de siete colores, te ofrecemos este paso a paso. 

Es importante saber que cada día de la semana tiene su propio número y planeta asociado. Por ejemplo, el sábado, regido por Saturno y el número 8, es ideal para rituales de abundancia y éxito. Seguí estas indicaciones para realizar el ritual de manera efectiva:

  • Buscá un lugar en tu casa donde puedas estar sin interrupciones. Limpiá el área física y energéticamente, podés usar incienso o salvia para purificar el ambiente.
  • Un sábado, antes de prender la vela, tomate un momento para meditar. Concentrate en tus intenciones, visualizá los bloqueos que querés liberar y la abundancia que deseás atraer.
  • Comenzá por la sección superior y dejá que la llama avance naturalmente. Mientras arde cada color, imaginá cómo se armoniza la energía de cada chakra.
  • Mientras la vela se consume, repetí frases como “Estoy abierto a recibir abundancia en todas las áreas de mi vida” o “Libero todos los bloqueos que me impiden alcanzar mi máximo potencial”.
  • Cuando la vela se haya consumido por completo, agradecé al universo por la energía recibida. Si querés, guardá los restos como talismán o enterralos en un lugar especial.

Por Prensa Pura Digital

DIARIO DE VILLA LA ANGOSTURA Y REGIÓN DE LOS LAGOS. NEUQUÉN.