El alimento colmado de calcio, hierro y vitamina C: ayuda a fortalecer los huesos y sube las defensas de tu cuerpo

En un mundo donde la salud y el bienestar personal ocupan un lugar central, cada vez más personas están optando por soluciones naturales para mejorar la salud de su piel

La búsqueda de alternativas a los costosos tratamientos quirúrgicos y las cremas anti-envejecimiento llevaron a un redescubrimiento: un alimento que estimula exponencialmente la producción de colágeno para mantener una piel radiante y saludable. 

¿Qué propiedades tiene el kale?

El kale, originario de la región mediterránea, es un vegetal de hojas verdes que se ganó la reputación de superalimento gracias a su impresionante perfil nutricional y beneficios para la salud

El kale se destaca por ser una excelente fuente de vitaminas y minerales esenciales, incluyendo vitamina A, vitamina K, vitamina C, calcio, hierro y antioxidantes como los carotenoides y flavonoides. 

Estos compuestos no solo ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y mantener la salud ósea, sino que también juegan un papel clave en la protección celular contra el estrés oxidativo. 

El kale ofrece 135 miligramos de calcio por cada 100 gramos de hojas crudas.

Un estudio reciente de la Universidad de Creighton en Omaha, Nebraska, reveló que el calcio presente en el kale se absorbe de manera más eficiente que el que proviene de la leche, subrayando así su valor como fuente natural y efectiva de este importante mineral para la salud ósea.

¿Cuáles son los beneficios del kale?

  • Alto contenido de nutrientes: el kale es rico en vitaminas y minerales esenciales como la vitamina A, vitamina K, calcio, hierro y antioxidantes como los carotenoides y flavonoides. 
  • Apoyo a la salud de la piel: la vitamina C presente en el kale es crucial para la síntesis de colágeno, ayudando a mantener la elasticidad y firmeza de la piel, y actuando como antioxidante para proteger los tejidos del daño celular. 
  • Bajo en calorías y alto en fibra: es un vegetal bajo en calorías, lo cual lo hace ideal para dietas de pérdida de peso, y además es rico en fibra, favoreciendo la salud digestiva. 
  • Propiedades antiinflamatorias: contiene compuestos como la vitamina K y los antioxidantes que ayudan a combatir la inflamación en el cuerpo, promoviendo una mejor salud general. 
  • Beneficios cardiovasculares: el kale puede ayudar a reducir los niveles de colesterol y la presión arterial, lo cual es beneficioso para la salud del corazón. 
  • Apoyo a la salud ósea: debido a su alto contenido de calcio y vitamina K, el kale puede contribuir a mantener la salud ósea y prevenir enfermedades como la osteoporosis. 
  • Versatilidad culinaria: es un vegetal versátil que se puede consumir crudo en ensaladas, o cocido en sopas, guisos y salteados, facilitando su incorporación en diversas dietas y platos. 

¿Qué otros alimentos ayudan a la producción de colágeno?

La lista de alimentos que son beneficiosos para la producción de colágeno

  • Palta: reconocido por su contenido de grasas saludables y vitamina E, esencial para la síntesis de colágeno. 
  • Pescado: especialmente variedades como el salmón y la sardina, ricos en ácidos grasos omega-3 que apoyan la producción de colágeno. 
  • Frutas cítricas: limones, naranjas y pomelos son fuentes ricas en vitamina C, crucial para la formación de colágeno en la piel. 
  • Verduras de hoja verde: espinacas y kale contienen antioxidantes y vitamina C, ambos necesarios para la producción de colágeno. 
  • Nueces y semillas: almendras, nueces y semillas de chía son ricas en nutrientes como el zinc y la vitamina E, que ayudan en la formación del colágeno. 
  • Frutos rojos: fresas, frambuesas y arándanos son excelentes fuentes de antioxidantes que protegen el colágeno existente en el cuerpo. 
  • Huevos: Contienen aminoácidos esenciales como la lisina y la prolina, fundamentales para la síntesis de colágeno. 
  • Colágeno hidrolizado: aunque no es un alimento en sí mismo, añadir colágeno hidrolizado a la dieta puede apoyar directamente la producción de colágeno en el cuerpo. 
  • Ajo: contiene azufre, necesario para la formación y mantenimiento del colágeno en los tejidos.

Consejos a tener en cuenta a la hora de ir a comprar Kale

Cuando elegís kale en el mercado, es crucial buscar signos de frescura como un tallo firme y hojas de un verde intenso. Una sugerencia útil es optar por hojas más pequeñas, ya que serán más tiernas y tendrán un sabor más suave. 

Para mantener la planta fresca en casa, es recomendable guardarlo sin lavar en una bolsa de plástico perforada dentro del refrigerador. De esta manera, el kale puede conservarse en óptimas condiciones hasta por 5 días. 

Por Prensa Pura Digital

DIARIO DE VILLA LA ANGOSTURA Y REGIÓN DE LOS LAGOS. NEUQUÉN.