¿Cuántas veces nos quejamos durante el año de que no tenemos tiempo de absolutamente nada? Y es que durante los meses de más trabajo es muy complicado conciliar el trabajo, la vida personal y la familiar con otras cosas que nos gustaría hacer por puro placer. Por eso, el verano es la época del año ideal para renovar y darle ese aire fresco a tu hogar que tanto necesitas. Pero, ¿por dónde empezamos? Quizá lo más lógico siempre es comenzar por los lugares de más uso de la casa, por lo que renovar tu cocina puede convertirse en el primer objetivo de este verano. Si quieres aprovechar estos meses para hacerle un lavado de cara a tu cocina pero no sabes cómo, quédate leyendo un poquito más que lo que te vamos a contar te interesa y mucho.

Un reflejo de tu identidad

Como cada rincón de tu hogar, la cocina debe ser también una muestra más de cómo eres, del estilo de vida que llevas y de cuáles son tus prioridades. Por eso, antes de iniciar cualquier renovación, es muy importante que tengas clara la idea y el objetivo que quieres conseguir con el cambio. Tómate el tiempo que necesites y planifica definiendo el estilo que necesitas para tu cocina. Investiga diferentes estilos y tendencias y elige el que mejor te represente y, sobre todo, se adapte a tu día a día. Para ello, puedes utilizar plataformas digitales o revistas para crear una especie de tablero de inspiración. Guárdate todo lo que te llame la atención y te ayude a construir una idea final. Y, por supuesto, ten claro cuál es tu presupuesto.

Actualiza los muebles y elige nuevos colores

Si quieres un cambio, hazlo de verdad. Cambia los armarios y sustituye los electrodomésticos. ¡Vida nueva! En el caso de los armarios, opta siempre por diseños modernos y sobre todo por materiales duraderos. Generalmente, los armarios son de uso continuado y si no son de buena calidad al poco tiempo se resienten. Es interesante poder aprovechar el máximo espacio para que la cocina sea muy funcional, así que puedes buscar soluciones de almacenamiento inteligente que te ayuden a mantener la cocina organizada y despejada.

Por otro lado, los colores claros como el blanco, beige o tonos pastel te ayudarán a que tu cocina aparente más espacio y sea más luminosa. Además, puedes incorporar materiales como la madera, la piedra o el mármol y así conseguir un toque de elegancia y calidez. Las encimeras de madera o con un revestimiento de piedra siempre aportan un look moderno y más natural.

También debes prestar atención a la iluminación, ya que esto no solo influye en la funcionalidad de la cocina, sino también mejora mucho la estética. Así que cambia las lámparas principales -que seguro que son de cuando tu madre se casó- y cámbialas de por otras más modernas y estilizadas. Consejo: las lámparas colgantes sobre la isla o la mesa de la cocina le darán un toque extra de elegancia.

Por último, añade un toque verde al ambiente con alguna planta que aporte vida y frescura al ambiente. Los textiles como alfombras o cortinas también pueden ayudarte a que sea más acogedora.

En definitiva, renovar tu cocina está en la lista de los deberes que tienes que hacer este verano. Disfruta del proceso, elige bien los materiales y, sobre todo, deja a un lado las tendencias y plasma tu verdadera esencia en cada rincón. Solo así te sentirás a gusto cada vez que entres a tu recién estrenada cocina.

Por Prensa Pura Digital

DIARIO DE VILLA LA ANGOSTURA Y REGIÓN DE LOS LAGOS. NEUQUÉN.