Antes y después: con diseño orgánico y plantas de interior convirtieron un departamento sin vista en un refugio contemporáneo y natural

“Lo primero que vi en el departamento cuando llegué fue que tenía vistas negadas a la naturaleza”, cuenta la arquitecta Rocío Brunet, socia de Vint Market. Amiga de su hermana y socia, Natalia, la clienta era una joven contadora que acababa de comprar en un primer piso al contrafrente de un edificio frente al Hipódromo de Palermo.

Antes y después: con diseño orgánico y plantas de interior convirtieron un departamento sin vista en un refugio contemporáneo y natural

El departamento estaba en buen estado: la cocina y baños se habían renovado, y tenía buena luz para ser un piso bajo”, explican. Sin embargo, algo de la estructura antigua y la falta de vistas que generaba un clima poco amigable o cálido. “El pedido concreto fue que le diéramos un estilo más contemporáneo y que, de alguna manera, compensáramos esta sensación de encierro que generaba la falta de vistas”, explican.

Entre lo orgánico y lo clásico

“El proyecto partió de un departamento de estilo francés, algo que no quisimos tapar sino acompañar e incluso potenciar en las elecciones”, explican las Brunet. No es lo mismo trabajar sobre una estructura de los años setenta u ochenta, que probablemente no tenga nada muy remarcable, que hacerlo sobre una construcción antigua con techos de más de dos metros de alto y molduras en yeso. De ese punto partieron para hacer esta reforma en solo tres semanas.

La mesa con patas de elefante se diseñó específicamente para el lugar mientras que las sillas

Lo que hicimos fue conservar guiños de la construcción original, pero buscamos incorporarlos a un estilo contemporáneo basado en las curvas, líneas simples y texturas naturales.

Arq. Rocío Brunet, socia de Vint Market y responsable de la reforma

La nueva propuesta de corte más orgánico se materializó en varias decisiones estructurales, como los nichos en la zona de la recepción, las molduras en MDF y la pintura texturizada (una línea especial de alba), pero también en un interiorismo en el que muebles curvos y texturas son protagonistas.

En el living se vistió algunas paredes con molduras en MDF que se complementan y potencian con las molduras clásicas originales. Tanto en el living como en el comedor la paleta es neutra.

Acercarse a la naturaleza

Resuelto el primero de los pedidos, quedaba por solucionar el problema más desafiante. ¿Cómo resolver las vistas en un departamento cuando se trata de una cuestión tan externa? “Pensando estas cuestiones, surgió el concepto de la biofilia, un término que se instaló hace un tiempo y remite a esa conexión innata del humano con la naturaleza”, explica la arquitecta.

Las curvas del cantero y los nichos son de corte bien mediterráneo.

Entendiendo que esa falta de naturaleza (y su consecuente malestar) era la base del problema, pensaron en un sector de plantas de interior con el que complementar la falta de espacio exterior o vistas. Así surgió el diseño de un gran cantero que se ubicó entre el living y el comedor. Además de aportar una cuota de verde, su presencia resta protagonismo a las vistas.

Ubicado estratégicamente entre el comedor y el living, el cantero suma verde y compensa la falta de vistas.

Por Prensa Pura Digital

DIARIO DE VILLA LA ANGOSTURA Y REGIÓN DE LOS LAGOS. NEUQUÉN.