Supieron establecer un lazo de extrema complicidad y de enorme confianza, al punto de pergeñar juntas estrategias y movimientos en la selva de la convivencia de Gran Hermano. Furia y Catalina Gorostidi experimentaron una amistad que lucía sólida, pero algo se quebró.

De aquellos primeros meses de dúo dinámico pasaron a una confrontación cara a cara en la casa, con la campaña de la santafesina para eliminar a Juliana Scaglione, que no le resultó porque en el mano a mano en las votaciones salió eyectada del juego por segunda vez.

Empero, se conocen, poseen información una de la otra e incluso se percibe que el cariño late subyacente en este nuevo estadío de enemistad. Con la salida de la más polémica del reality se aguardaba el momento exacto en que se volvieran a cruzar en el exterior y llegó.

El domingo, Furia acudió al estudio de Telefe para analizar la eliminación del Chino y en ese contexto también se encontraba Cata, aunque en la posición de la tribuna. Scaglione le prodigó palabras positivas e incluso le confesó delante de las cámaras: “Te amo, Cata. Sé que me amás… Te amo mi amor”.

CATA LE CORTÓ EL ROSTRO A FURIA CUANDO LA QUISO ABRAZAR EN GRAN HERMANO

Al escucharla, la santafesina le retrucó y se mantuvo dura: “Yo no, perdón. Yo te saludo, pero no”. Y le agregó un filoso palo a los panelistas que la defienden a ultranza con una definición picante: “Yo a Furia la conozco no como los panelistas, no generalizo obvio”.

Juliana se levantó de su silla y encaró para la posición de Gororstidi con la intención de fundirse en un abrazo y le manifestó con su energía habitual: “Si no fueras hetero, serías mi mujer, ella lo sabe. Sabes que te amo perra”. Así se produjo la reacción espontánea de Cata, que le corrió el cuerpo y solo le dio un beso en la mejilla.

Por Prensa Pura Digital

DIARIO DE VILLA LA ANGOSTURA Y REGIÓN DE LOS LAGOS. NEUQUÉN.